Etiquetas

, , , , , , , , , , , ,

UN PROYECTO DE RESCATE CULTURAL REALIZADO POR REVISTA CUENCA Y LA COMUNIDAD FRANCES-URCO DE TARQUI

Ing. Patricio Miller – Director de Revista Cuenca

EN LA CIMA DEL FRANCESURCO, AL FONDO EL OBELISCO EREGIDO EN EL SIGLO XVII A LA IZQUIERDA BRAULIO PULLA COORDINADOR DEL PROYECTO FRANCESURCO Y A LA DERECHA ING. PATRICIO MILLER DIRECTOR DE REVISTA CUENCA

Ante la necesidad de que el pueblo conozca la importancia que tuvo el trabajo de la Misión Geodésica Francesa en Cuenca y con la finalidad de colaborar con una comunidad que durante varios años lleva adelante un proyecto de rescate y conservación ecológica del cerro en donde se supone subieron los sabios franceses a realizar algunas observaciones astronómicas y que se encuentra localizado en el valle de Tarqui , que pertenece a la parroquia homónima, Revista Cuenca Ilustre se ha unido al trabajo de la Comunidad Frances-Urco en un proyecto cultural y turístico que esperamos tenga la acogida de la colectividad azuaya.

La comunidad ha tomado el nombre actual del cerro que es conocido como “Frances-urco”, en cuya cima se colocó hace muchos años atras un obelisco que rememora el acontecimiento de la Misión, quedando en el mismo un espacio para la colocación de la piedra o “Lápida de Tarqui”, que desapareció en la década de 1980.

Braulio Pulla ex-presidente y coordinador del proyecto, con mucho esfuerzo y constancia ha realizado el mantenimiento de este cerro emblemático e histórico cuyo nombre verdadero y autóctono es “Puguin”, nombre cañari, que según relatos era utilizado como adoratorio de este pueblo en sus rituales a su diosa la Luna y sobre todo a su dios primigenio “La Guacamaya”, ya que desde su cima se aprecia la forma de un ave en el valle del río Tarqui, en los meandros del curso antiguo de este río se puede apreciar la forma de un ave con las alas extendidas, que se supone es el dios supremo de los Cañaris, “La Guacamaya” dios al cual adoraban y rendían culto desde la cima del Puguin. Por lo tanto este cerro se llena de misticismo por la historia que guarda y las observaciones astronómicas que se han realizado.

LAPIDA DE TARQUI QUE REPOSA EN EL MUSEO MUNICIPAL REMIGIO CRESPO TORAL

La importancia para la Comunidad Frances-Urco de que su proyecto turístico despegue y la gente se anime a conocer este emblemático cerro, es primordial inclusive consiguieron elaborar gradas que conducen desde la base del cerro hasta su cima, en colaboración con la Tercera División del Ejército Tarqui que los apoyó para cumplir este objetivo. Así mismo necesitan el arreglo de la vía y la construcción de un estacionamiento para que las familias cuencanas acudan masivamente a conocer este espacio que debe convertirse en visita obligada de niños, jóvenes y adultos para conocimiento de nuestra historia y cultura.

El proyecto el cual Revista Cuenca lo está financiando con la venta de los ejemplares de esta edición, es el obtener una réplica de la Lápida de Tarqui y colocarla en el obelisco del Frances-Urco que cabe recalcar es una paso obligado en la denominada “Ruta del Civismo” y “Cabalgata de los Héroes de Tarqui” que se realiza ya religiosamente todos los años el 27 de Febrero por parte de la Tercera División del Ejército Tarqui y del Museo Casa de los Tratados de Girón con su directora la Ing. Aida Abril. Por lo tanto esperamos para el 27 de Febrero de 2013, poder inaugurar este proyecto.

La Comunidad Frances-Urco necesita del apoyo de la ciudadanía que desee aportar para rescatar la cultura y el turismo de nuestras parroquias que están abandonadas en este aspecto, pues solamente tienen ofrecimientos y promesas de instituciones y ninguna ayuda concreta. Pero hay que resaltar que su trabajo no queda allí, ellos poseen un proyecto turístico para este sector y su zona de influencia es este caso los antiguos meandros del río Tarqui en donde se divisa la formación de la Guacamaya el dios totémico de los Cañaris antiguos pobladores de toda la región Austral, el proyecto apoyado igualmente por Revista Cuenca comprende la recuperación de las antiguas márgenes del río con flores de múltiples colores asemejando las alas de la guacamaya.

Para satisfacción de las personas que se preocupan de la historia, la Junta Parroquial de Tarqui con su presidente Lcdo. Bolívar Saquipay a la cabeza y sus vocales declararon de utilidad pública estos espacios con la consiguiente ocupación para uso público, lo que es un acierto para que se pueda realizar este proyecto de recuperación y que se pueda tener este monumento histórico para las futuras generaciones.

Anuncios