Turismo en Cuenca

CUENCA: encanto y magia “Visítala y conócela”

por Ing. Patricio Miller – Diplomado en Marketing Turístico – Especializacion Superior en Historia

      Las cúpulas de la Catedral de la  Inmaculada Concepción, partes del cielo que se entretejen dibujando azules siluetas, anteponiéndose  unas veces a las  nubes con su llanto de gotas de cristal en suspenso, sonriendo en otras ante un sol radiante que cobija a una ciudad cargada de encanto. El viajero levanta los ojos y contempla perplejo, absorto, maravillado, el extraño resplandor que las envuelve.

Pero la contemplación no termina allí, se prolonga hacia los templos de esbeltos campanarios; a las calles y callejuelas de piedra blanca y adoquín; a las casas de antaño con balcones de hierro fundido y tejas rojizas que coronan las construcciones de Cuenca, capital de la provincia del Azuay, ubicada en la sierra meridional del Ecuador.

Declarada Patrimonio Cultural de la Humanidad por la UNESCO, Cuenca se encuentra enclavada en los Andes Ecuatorianos, a una altitud de 2549 m.s.n.m; es una ciudad de ambiente colonial, donde la centenaria presencia de sus iglesias y edificios, parecen dotar a sus habitantes de una acogedora tranquilidad, argumentos que le han valido para ser considerada como la ciudad más bella del Ecuador.

En 1557, los españoles la fundaron con el nombre de Santa Ana de los Cuatro Ríos de Cuenca. En la antigüedad,  fue tierra de los bravos cañaris, que fueron conquistados por las huestes del Inca. Al apoderarse del lugar, los “hijos del sol” decidieron construir una gran ciudad a la que denominaron Tomebamba, destinada a convertirse en el Cuzco del norte.

El pasado vive en Cuenca. Y eso el viajero puede sentirlo, como también siente que tras los muros coloniales, se levanta una ciudad pujante, que mira al futuro con optimismo.

Su fecha de fundación es el 12 de Abril de 1557 y su fundador fue el español Don Gil Ramírez Dávalos, quien cumplió encargo del Virrey de Lima  Don Andrés Hurtado de Mendoza, el cual pidió fundar en tierras Cañaris o en el valle de Guapondelig, como en la imponente Tomebamba de los Incas, una ciudad española con el nombre de su ciudad natal. Su independencia del yugo español fue un 3 de noviembre de 1820.

Su inscripción, en la lista de Patrimonio Mundial, el 4 de diciembre de 1999. La placa inscrita para rememorar este acontecimiento, está ubicada en el parque central de la ciudad y dice lo siguiente:

“EL COMITÉ DE PATRIMONIO MUNDIAL INSCRIBIÓ EL 4 DE DICIEMBRE DE 1999, AL CENTRO HISTÓRICO DE SANTA ANA DE LOS RÍOS DE CUENCA, EN LA LISTA DE PATRIMONIO MUNDIAL CONFORME A LO ESTABLECIDO EN LA CONVENCIÓN PARA LA PROTECCIÓN DEL PATRIMONIO CULTURAL Y NATURAL (UNESCO, 1972).

LA INSCRIPCIÓN EN ESTA LISTA CONFIRMA EL VALOR UNIVERSAL Y EXCEPCIONAL DE ESTE SITIO QUE DEBE SER PROTEGIDO PARA BENEFICIO DE TODA LA HUMANIDAD”.

Anuncios

1 pensamiento sobre “Turismo en Cuenca”

  1. ana griffin dijo:

    Cuenca es maravillosa..

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s