Etiquetas

, , , , , , , , ,


Por Ing. Patricio Miller

Cuando se vuelva nuevamente a esa anciada “normalidad” entre comillas luego que en el Ecuador todos volvamos a la reactivación económica, talvez al color verde del semáforo de confinamiento y restricción de actividades dictado por esta emergencia sanitaria por el Covid19 por el COE Nacional del Ecuador.

Quienes forman parte de la industria y sector turístico debemos trazarnos nuevos objetivos, siempre dicen que las crisis sacan el ingenio de las personas por lo tanto nos tocaría crear estrategias innovadoras y reinventar nuestra labor diaria. Alguien dijo “debemos realizar acciones disruptivas” es decir hacer un trabajo diferente al que se venía realizando, para de alguna manera llegar a esa recuperación de la industria.

No se conocen fechas tentativas para volver a la actividad con algo de normalidad, lo que si tenemos claro es que luego de que se comience a una reactivación local en cada uno de los territorios del país, se vuelva a tener una conectividad entre provincias es decir la reactivación del transporte interprovincial y sobre todo que las lineas aereas nacionales comiencen a volar y a interconectarnos al interior del país pasaran mínimo tres meses para una reactivación de turismo nacional, es decir para que las personas vuelvan a viajar entre ciudades y busquen servicios turísticos, en especial de los empresariales o ejecutivos.

¿Y el turismo internacional que?

            Según datos que nos indica la OMT a nivel internacional la situación será más complicada todavía por el Covid19, se tendrá que esperar mínimo seis meses para una reactivación del turismo internacional, luego de asimilar que este virus vino para quedarse, y lo único que nos puede prevenir son los protocolos de bioseguridad que podamos implementar y cumplirlos con rigurosidad con el fin de minimizar los riesgos que esta pandemia produce. Asi otro de los aspectos que se está trabajando es el pasaporte sanitario que estan imponiendose en algunos países, se mira que es la via de solución a los viajes internacionales, otro de los aspectos que se está analizando es el circulo de confianza que será otra de las alternativas para que de alguna manera se genere confianza y reactivación del sector turístico que esta al borde del abismo.

Tenemos que buscar alternativas, nuevas maneras de producir en esta industria que no será la misma luego de la crisis, se deberan de tener inciativas diferentes, de pronto la formación de cluster turisticos, sinergia entre varias empresas y la unión del sector serán fundamental para esta reactivación. Las alternativas planteadas son:



1.    Simbiosis del sector turístico: Uno de los aspecto principales que se debe tener en cuenta es la formulación de planes de trabajo que unan al sector público con el privado, que se proyecten tácticas que busquen un mismo fin. Ese trabajo conjunto de todos los actores del sector privado las cabezas de los gremios con los gobiernos locales, provinciales y nacionales en busca de un desarrollo turisitico de cada territorio y en conjunto del país.

La Promoción del destino es fundamental, volver a recuperar la imagen del Ecuador será sumamente complicada luego de las fake news que han circulado en las redes sociales por el colapso de los servicios sanitarios sobre todo en la ciudad de Guayaquil, por lo tanto se hace imperativo campañas que potencialicen a imagen positiva del Ecuador, sobre todo apalancandose en su joya de la corona como lo es las islas Galapagos.


2.    Innovación: Como se indicó anteriormente las crisis hacen que nazcan de las personas mejores ideas, activa el ingenio y permite a las personas y empresas innovar. El turismo debe pensar diferente y reinventarse de una manera distinta no solo en sus productos que van ofrecer a los viajeros, sino en el cómo van a venderlos y comercializarlos.
 
3.    La Promoción Nacional: la posibilidad de que el turismo nacional sea el primero en empezar su recuperación, hace que los diferentes destinos  comiencen con la implementación de una campaña que incentive a los ecuatorianos a recorrer y conocer su país y esos destinos que se estaran promocionando.  El sector privado es el llamado a colaborar en la promoción de los destinos nacionales, en potencializar los viajes hacia las ciudades que sean consideradas verdes en la semoforizacion que esta realizando el Gobierno Nacional y el Coe cantonal, provincial y nacional.


4.    Seguridad Sanitaria: uno de los trabajos más importantes, pero quizá el más complejo, es eliminar el miedo de los turistas a volver a viajar y para ello se hace inminente tener un plan de trabajo educacional sobre la información que se va a  transmitir a los viajeros  sobre el Covid19, como los destinos a los cuales visitar han sabido enfrentar esta pandemia, como la estan afrontando. bajo qué medidas y protocolos de bioseguridad se estan manejando y que protección estan brindando a los turistas que visiten ese destino. Pensaríamos que se necesita de ese pasaporte sanitario de pronto también seria útil y necesario para el turismo nacional, bien podría considerarse su utilización.


5.    El Turismo sostenible: Tras esta Emergencia Sanitaria en la que se encuentra el país la salud pública, los Coe Cantonales en cada ciudad cobrarán mayor importancia, sus directrices y resoluciones influiran en los viajes de las personas a ese destino. Los viajes masivos se restringirán, veremos más grupos pequeños hasta unipersonales viajando por el país que sentiran que van ayudar a conservar la capacidad de carga de los destinos, su preservación e incentivando el desarrollo de un turismo responsable y de exploración de nuevas experiencias. Los viajes de grupos vulnerables será muy restringido, en este caso de las personas mayores y jubilados será el grupo de turistas al cual se le va extrañar hasta que exista una vacuna a esta enfermedad.

Los que si estamos seguros es que solo la disciplina, la educación  el respeto a las normativas y protocolos de bioseguridad de manera estricta logrará controlar la curva de crecimiento de esta pandemia en los diferentes destinos, asi también minimizará el riesgo de contagios lo cual respercutirá en esa anhelada reactivación del sector de viajes y turismo del Ecuador.