Etiquetas

, , , , , , , ,

CUENCA 457 ANIVERSARIO DE FUNDACION, A CONOCERLA CAMINANDO

TEXTO Y FOTOS ING. PATRICIO MILLER

_CUENCA-2014

EL INTERIOR DE LA CATEDRAL DE CUENCA PATRIMONIO CULTURAL DE LA HUMANIDAD

cuenca-canaris-1

PANORAMICA DE LA CIUDAD DE CUENCA

cuenca-canaris-2

CALLE DE LA CIUDAD ADOQUINADAS

cuenca-canaris-3-

LAS HERRERIAS

cuenca-canaris-4

LA PLAZA DE LAS FLORES GALARDONADA COMO UNICA EN EL MUNDO POR SU BELLEZA Y COLORIDO

cuenca-canarisLOS TEJADOS DE LAS CASAS COLONIALES DAN ESE COLOR ESPECIAL A LA CIUDAD
CUENCA-PREMIOS

NUESTRA CARTA DE PRESENTACION Y LA IMAGEN DE LA CIUDAD DE CUENCA PARA EL MUNDO

La ciudad crece y se debe tener siempre presente su historia, sus inicios y el desarrollo que sufrió a lo largo de cuatro siglos y medio, aspectos que la mantendrán viva por muchos siglos más.

Partamos, reflexionando sobre nuestra génesis, desde que éramos un primer asentamiento humano denominado Guapondelig y luego Tumipamba antes de la llegada de los europeos. La terrible y despiadada conquista da como resultado la fundación y asentamiento de algunas ciudades entre ellas la nuestra que nace con el nombre español de Cuenca, advocada a Santa Ana y bañada por cuatro ríos, consolidada a través de los siglos. Somos una cultura mestiza, un crisol de razas: cañari, inca, negros, sambos, blancos, españoles y europeos,  en la que, por razones históricas, se impuso el sistema español por su condición de raza dominante. Renegar sobre este origen mestizo o lo que sucedió en nuestra historia es lamentarnos de algo que no se puede revertir por más negativa y destructiva que fue la conquista española, debemos tratar de luchar por recobrar nuestra identidad e idiosincracia que nos hizo un pueblo noble y altivo, bravío y rebelde como el de nuestros ancestros cañaris. Hay que concentrarnos en nuestra realidad y, en función de ella, reconocer a Cuenca.

Las ciudades no lo conforman únicamente el mobiliario urbano que la componen: casas, edificios, iglesias, calles y más, sino que es el calor humano de la gente que la habitan. Las formas de vida, los estilos que responden a la enorme diversidad de las personas, pues somos más de cuatrocientos mil criterios diferentes que conformamos Cuenca, cada uno con su forma de pensar, unos de manera correcta otros de una manera no tan correcta pero que confluyen en una sola ideología el sentirse cuencano, perteneciente a esta ciudad.

A Cuenca la edificaron las personas que nos antecedieron, con sus manifestaciones materiales que llevan el espíritu de una colectividad y una sociedad que vivió antes que nosotros, ella no se hizo de la noche a la mañana pues su patrimonio está impregnado de historia de más de cuatrocientos años como urbe hispana y se remonta a más de ocho mil años en su trajinar por la historia en la época aborigen. Dotada de un encantador entorno físico natural, Cuenca aloja las cualidades y defectos de sus habitantes pasados y actuales.

 

 

Anuncios