Etiquetas

, , , , , , , , , , , , ,

El maravilloso mundo desconocido milenario de las cavernas:  “La ciudad de piedra escondida prehistórica de Carachula

Teodoro Rodríguez Muñoz (Derechos reservados del autor), Ing. Patricio Miller

CARACHULA 7

“Comparado en el encuentro de la historia con la ciudad de Machu Picchu y del Señor de Sipan del Perú en los andes, y de las enigmáticas pirámides egipcias del Africa; la ciudad milenaria de las cavernas de Carachula del Austro Ecuatoriano, revela y descubre a la prehistoria todavía intacta y aún en su desconcertante y fascinante mundo arcaico de piedra en América. El mastodonte americano, los formaciones antropomorfas, y las formaciones fálicas gigantes de piedra, muestran a un mundo profano que desapreció sin dejar rastros, que fue capaz de mover moldear y jugar con toneladas de roca”

Embriagada de belleza orgullo y dignidad, cuajada en la mirada eterna de Huasipamba: mirándose frente a frente, cara a cara, con celebridad, hablándose de los siglos; y pagando  el pecado de la ignorancia, incredulidad, incapacidad y desidia, de otros, que se creen ser dueños de la cultura, como que ésta tiene precio o escrituras trasferibles, pero que no han podido o no han querido ver en las esculturas gigantes de piedra del austro ecuatoriano a uno de los mayores legados y patrimonios atávicos de la humanidad el derecho y herencia de los pueblos y de todos los hombres, y que para llegar a ésta ciudad gigante de cavernas y sacrificios humanos, santuario de piedra prehistórico, mundo por restaurarse, localizado en la geografía austral, y que emerge en los picachos más altos, elegantes y caprichosos de la geografía andina, tienen que cumplir una condena y castigo, injusta, gratis y regalada, de una segunda odisea y calvario, sin nunca haber cometido ningún crimen; -y que salva-, en parte el entusiasmo de su gente y comuna pujante y valiente pero acostumbrada al olvido.

El Mastodonte del Austro .- El mamut o elefante gigante de la prehistoria que habitó en el lugar y sector, se encuentra imponente esculpido en la roca, para su observación estratégica, en la llegada, a la ciudad de piedra de Carachula, al que se le puede divisar y reconocer a grandes distancias, para eternizar así en la piedra y relieve de sus montañas a la adoración del hombre prehistórico  del lugar, al mastodonte americano que pernoctó en ésta geografía austral, en la formación   fluvioglaciar del Cajas, cuyas osamentas reposan en la actualidad, en el museo abierto del Colegio Centenario del Benigno Malo de la ciudad de Cuenca, encontrado de un espécimen de las llanuras de Chaullabamba, a contados kilómetros del Cajas, como testigo fidedigno de la prehistoria pura y desnuda de la era de piedra, que muchas de las veces únicamente quedaron grabados éstos animales sólo en dibujos dentro de las cavernas y cuevas milenarias.

CARACHULA 1

El águila, cóndor y el puma americano también se eternizan en los esculpidos en la roca de los relieves geográficos de la ciudad milenaria de piedra de Carachula que se constituyó en la antigüedad en un santuario y adoratorio del hombre ancestral con conciencia, respeto y reverencia al mundo y a la vida, que plasmó, moldeó con sus manos a los animales propios de Carachula, pudiéndose avizorarse a pocos kilómetros y contados minutos en caminata a pié desde ésta ciudad de piedra prehistórica, al cóndor gigante de piedra de Huasipamba localizado al frente y con una astronómica alineación, al igual, con las esculturas gigantes de la Mama-Rumalda, ya éstas en inmediaciones sur-este de la ciudad andina de Cuenca.

Rostros y Figuras Antropomorfas .- Decenas de rostros humanos gigantes tallado en las paredes de piedra de Carachula como murales colosales, estampados y perennizados para los siglos a la

historia y milenios como el mayor registro arqueológico ancestral precolombino americano, todavía por estudiarse e identificarse. Sufrimiento, angustia, desesperación y dolor, como parte de las expresiones estampadas y dejadas en éstos murales de la historia, ahora abiertos para el turismo, que delatan a los sacrificios humanos y las dadivas para los dioses y tótems, que se llevaban a cabo en este lugar, que se encuentra ya cerca del mundo sideral, en éstos picachos de los relieves y topografía más elevada de los andes americanos. La raza americana en su íntima  pureza e integridad, tallados en éstos rostros humanos de piedra monumentales, y que se van desgastando poco a poco con el trascurso del tiempo, y que van perdiendo su forma y esperanza, día a día, en la inclemencia, desgaste, erosión y corrosión del tiempo, lluvia y el viento, pero sobre todo de los ogros y monstruos de la desidia, olvido y el abandono, que lo corroe hasta los huesos helados y fríos del crimen de la indiferencia, apatía, ignorancia y centralismo, ¡que se come todo hasta la dignidad de los pueblos y de los hombres!.

CARACHULA 3

Formaciones Fálicas.

A igual que en otras culturas y civilizaciones ancestrales, del nuevo y viejo continente, se repite en éstas esculturas y formaciones gigantes talladas, readecuadas y esculpidas, en los altos de los relieves topográficos de la ciudad de piedra, con la mano del hombre ancestral americano, que habitó en el austro, a profanas figuras fálicas, que muestran: al hombre en una actitud  de reverencia, contemplación y exaltación al mundo, tomando como parte de la religiosidad, culto y admiración a la creación:-entre la sexualidad y lo divino- en simbiosis de lo profano y lo religioso, y como fuente de vida, la reproducción y supervivencia misma: ¡en figuras antropomorfas con su miembro viril exhibiendo con culto y adoración a la vida!.

CARACHULA 5

Ciudad milenaria de las cavernas.- Cuevas cavernas y cavidades verticales abiertas labradas con pulcritud y perfección dentro y entre los peñascos y rocas de los relieves caprichosos de Carachula, posiblemente éstos que fueron utilizados para el acopio y embodegase de una ciudad completa, utilizada para el culto eventual periódico y temporal, para la residencia de sus sacerdotes o para guardar y esconder a un ejército completo que puede pasar días estratégicamente en tiempos de guerra y conflicto, desapercibido metidos y disimulado en el ombligo natural de la tierra y entre las cavernas interiores de los peñascos espigados de la ciudad milenaria escondida: en el ombligo y dentro del vientre de la mama montaña y encumbrando en sus terrazas de las partes altas de las rocas, a verdaderos miradores bélicos con connotación astronómica.

Existe la obligación y prioridad para las autoridades de turno de la rectificación del pecado, abandono y desidia,

descubrir y revelar entre la maleza, a ésta ciudad de la era de la piedra, en la reconstrucción de la prehistoria, de Carachula, y en su interrelación con los demás tallados y esculturas de Huasipamba, Rumalda, y otras esculturas del Cajas, y de la de Ingapirca de la provincia del Cañar; y con una interrelación cultural-continental, con los hombres o gigantes de piedra de la Isla de Pascua de Chile, y esculpidos de piedra gigantes de la cultura Olmeca y Azteca; con las pirámides de piedra de los Mayas, de Machu Picchu, y con las pirámides de los egipcios de Africa y otros de los viejos y lejanos continentes, que manejaron a la piedra, con destreza, habilidad y sabiduría, capaces de moldear, trasportar, mover y jugar con toneladas de roca, en una época y era que de- sapareció, sin dejar mayor rastro, como la de los restos de la ciudad de Piedra de Carachula, que enclaustra desnuda, -al ovillo para desatar y desenredar a la prehistoria en América aún y todavía desconocida- enigma de toda la humanidad, en una civilización ancestral madre, que levantó a las más imponentes obras hace miles de años, que desapareció, y de la que  nacieron: los pueblos contemporáneos precolombinos como: los cañaris, incas, chibchas, aztecas y otros.

CARACHULA 6

El enigma de la piedra moledora.- Dentro de la ciudad de piedra de Carachula, y a pocos y escasos kilómetros, se encuentran presentes, las evidencias más cercanas, al secreto y sabiduría guardado durante miles de años, por los egipcios y mayas, los incas y cañaris; enigmas para poder trasportar y mover a toneladas de roca, en el conocimiento entendimiento y estudio conceptual del centro de gravedad de la materia física que permite mover trasportar y jugar con la materia tangible y con toneladas de rocas gigantes, dejando que se apoyen éstas, en tan un sólo punto, sin que se vuelquen, en un vaivén interminable, en el juego osado con el viento, para regresar por si sola, la roca movedora gigante de toneladas de peso, al mismo punto, revelando la maestría que desborda y rebasa en el conocimiento, a la física y mecánica convencional, y que permitió trasportar piedras gigantes a través del desierto en las pirámides de Egipto, y a subir miles de metros de altitud, a rocas gigantes en Machu Picchu, y a poder moldear y readecuar a caras y rostros monumentales como colosales obras de arte cañaris talladas en montañas gigantes; ¡todo éste conocimiento que se revela en la piedra movedora y en rocas desprendidas y movidas gigantes que se ven intactos en altos picachos y relieves de Carachula, como información que esclarecerá a los más grandes enigmas de la prehistoria!

Monumentos Ecológicos.- Se debe constituir a los nuevos monumentos ecológicos vanguardistas, en la iluminación y  colorido artística-cultural, de las esculturas gigantes de piedra de Carachula y de las demás esculturas jeroglíficos y tallados regados y emplazados en toda la geografía austral, para así conformar a la ruta turística de las esculturas gigantes de piedra del austro ecuatoriano utilizando para el efecto la energía eólica alternativa del lugar, limpia y renovable, para así ganar la atención curiosidad y los ojos del mundo, y pedir que éstas, esculturas ingresen por derecho herencia y tradición, en el patrimonio arqueológico de la humanidad, Unesco.

CARACHULA 2

El Turismo Comunitario.- Es preciso apoyar a las comunas, en el turismo comunitario, como la fuente de ingresos de un mejor sistema de vida como alternativa de un futuro inmediato para éstos pueblos, en la restauración y adecuación de un verdadero y vernáculo sistema de chaquiñanes y vías carrosables de segundo y tercer orden, con derivaciones peatonales, pero tomando como referente a los chaquiñanes

precolombinos cañaris, para  poder así reconstruir y restaurar a la ingeniería ancestral, y buscar y proponer el turismo de montaña excursión y caminata en Carachula. Se debe también implantar un sistema de aposentos chozas y cabañas de hospedaje y para la promoción cultural gastronómica y comercial, también restaurando a nuestra identidad y patrimonio en las casas precolombinas cañaris, éstas térmicas elípticas astrales y milenarias, para hacer conocer y difundir nuestra cultura danzas y antropología.

CARACHULA 4

“La ciudad de piedra de Carachula, día a día, va perdiendo su forma y esperanza, en la erosión y desgaste del tiempo y el viento, pero sobre todo por la inclemencia y corrosión de los ogros y monstruos, del descuido, olvido y abandono, que corroen hasta los huesos helados y fríos del crimen de la indiferencia, omisión, apatía, ignorancia y centralismo, que se comen todo: ¡hasta la dignidad de los pueblos y de los hombres!”

“La piedra movedora en su vaivén interminable, muestra como es el infinito”

“En algunos rostros y repetitivas caras gravadas y talladas en la roca de Carachula, están presentes el dolor, la desesperación y el sufrimiento, que delatan a los sacrificios humanos  en el lugar, como ofrenda tributo y dádivas para sus dioses”

Anuncios