Etiquetas

, , , , , , , , , , ,

Una nueva vía de acceso a Gualaceo, Una nueva opción de desarrollo

via-Cuenca---Gualaceo

Gualaceo, es el segundo cantón en importancia luego de Cuenca en la Provincia del Azuay, se encuentra a 64 km. de distancia por la vía denominada Descanso-Puente Europa-Gualaceo, misma que además conduce a los cantones Chordeleg, Sígsig y a la región oriental Provincia de Morona Santiago. Esta vía de acceso se encuentra en los actuales momentos colapsada en su estructura, pues a traviesa una zona crítica denominada “La Josefina”, sector que hace 20 años atrás causó una tragedia que hasta la actualidad es recordada por la población.

En  1993 se produjo el desfogue de las aguas estancadas por el desastre de La Josefina que arrasó con centros poblados, sembríos y más, el cantón más afectado fue Paute, pero Gualaceo también sufrió por esta tragedia, pues vió como su desarrollo económico se fue al traste acarreando una gran recesión de su economía. Es por este motivo que los cantones orientales de la Provincia del Azuay reclaman obras y exigen trabajos de estabilización en el cerro Tamuga, que aún está considerado como una zona inestable, con ello se busca prevenir una nueva tragedia.

Historia y daños que provocó el desfogue

“…Estuvimos tres kilómetros más arriba cuando el 1 de mayo de 1993 desfogaron el agua que estaba estancada, la tierra temblaba y la corriente se llevaba a su paso todo que encontraba, casas, postes de luz, árboles, carreteras, se perdieron sembríos, nuestro  cantón quedó sumido en la desgracia, fueron momentos muy dolorosos” dice Gloria Torres habitante de Paute.

El deslizamiento de la montaña ocurrió el 29 de marzo de 1993 a las 20:30 y poco a poco el agua subía por el estancamiento de los ríos Cuenca y Jadán, el 1 de mayo luego de varios intentos finalmente se logró el desfogue. Este desastre dejó 46 personas fallecidas, 300 desparecidas, 230 casas destruidas, 725 hectáreas de terrenos fueron arrasados, así como11km de carreteras.

El deslizamiento del cerro Tamuga tuvo 820 metros de largo y 147 de alto lo cual impidió el paso del agua, y es este cerro luego de 20 años aún presenta riesgos debido a grietas que existen en la parte alta de la montaña.

Los afectados señalaron que el desastre se originó por una explotación minera ilegal y antitécnica en la zona, que provocó el deslizamiento y  que derivó en un represamiento de los ríos.

Hoy en dia renace el temor de que se produzca un nuevo deslizamiento del cerro Tamuga, en el sector La Josefina, pese a que la zona fue declarada en emergencia desde la presidencia de Sixto Durán-Ballén (1992-1996), la actividad minera ilegal se ha mantenido en medio de críticas, rechazo y denuncias de influencias, pues algunos dueños de canteras tienian parentesco con funcionarios locales.

El presidente Rafael Correa en junio de 2010 ordenó la elaboración de un decreto con la declaración de la zona como “zona de excepción y de utilidad pública para que los municipios de Cuenca, Paute y Gualaceo empiecen los trabajos de estabilización de taludes y aprovechen el material”, lamentablemente han transcurrido tres años a la fecha y es urgente que el proyecto de estabilización se inicie de una vez por todas, pues de acuerdo a los estudios el cerro Tamuga tiene aproximadamente 5.000.000 de toneladas de material que deben ser removidos del lugar para dejar a la montaña en condiciones seguras y evitar un nuevo desastre, pero los trabajos incluyen también la intervención en los cerros Mishquiyacu y Zhizhio, que tambien están en riesgo.

UNA NUEVA VIA DE ACCESO ES NECESARIA

via-Gualaceo-Jadan

Luego de observar estos antecedentes es necesario y urgente que los cantones orientales tengan otra via de acceso expedita a sus centros cantonales, en el caso de Gualaceo, es preferible adecuar y asfaltar o pavimentar con pavimento rígido la via Jadan-Gualaceo que es mas corta son 54 kilometros aproximadamente, via que fue abierta cuando se produjo el desastre de la Josefina y que se ha dejado en el olvido, una excelente alternativa que descongestionaría la vía por La Josefina y ya no se requería ampliarla a ésta a cuatro carriles como es el proyecto del Ministerio de Obras Públicas con las peligrosas consecuencias que esto conllevaría a un sitio frágil en su estructura como lo representa la zona del cerro Tamuga. Por lo tanto quedaría abierta esta idea y posibilidad de tener una nueva vía de acceso hacia Gualaceo, dinamizando la economía de parroquias como Jadán que aprovecharían para su desarrollo, igualmente parroquias olvidadas como Zhidmad sus pobladores podrían acceder con mayor comodidad a realizar sus gestiones en el centro cantonal de Gualaceo.

Este anillo vial se complementaría con una nueva vía de acceso al cantón Paute que sería por la parroquia San Cristóbal, que también permitiría tener una nueva vía de acceso a este cantón turístico, de igual manera descongestiona una zona que por su fragilidad no resistiría más la cantidad de automotores que a diario circulan por ella, logrando con esto aminorar el presupuesto que se gastaría en estudios para realizar túneles, y otros artificios de ingeniería que en sí son costosos y que no librarían en un 100% a esta zona de sufrir un nuevo desastre de similares o peores consecuencias como el ocurrido en 1993.

Por lo tanto solicitamos a las autoridades del Ministerio de Obras Públicas del Ecuador y a las autoridades locales de los cantones involucrados tomar en cuenta esta sugerencia que traería desarrollo a parroquias olvidadas y sumidas en un subdesarrollo por falta de una vía de primer orden que los conduzca a sus centros cantonales, y que sobre todo permitiría tener nuevos accesos a estos cantones, descongestionando la via el descanso puente Europa, logrando con esto preservar esta zona así como su influencia con el rio Paute, vital generador de energía para nuestro país.

Hay que recordarles a las autoridades la historia de este desastre para que piensen, mediten y analicen posibilidades de no seguir afectando esta zona tan sensible que puede volver a desestabilizarse y causar nuevamente una tragedia.

Anuncios