Etiquetas

, , , , , , , , , , , , , , , , , , , , ,

HABLANDO DE TURISMO CONSCIENTE

Por Ing. Patricio Miller – Diplomado en Gerencia Estratégica de Marketing Turístico – Especialización Superior en Historia.

Ecuador promociona y comunica a todos los ciudadanos sobre su política de ser uno de los países en el mundo que desea liderar el turismo consciente como una política de estado y que lo impulsa y promueve en todos los foros nacionales e internacionales en donde participa. En ese sentido, la nueva propuesta del Turismo Consciente constituye un crecimiento personal para convertirnos en mejores seres humanos, que promuevan los valores de la paz, amistad y el amor a la vida, como esencia de la práctica turística, manifiesta el MIT

Hay que indicar que el turismo consciente se basa en la sostenibilidad ambiental y cultural, se compromete en practicar la industria del ocio con un bajo impacto sobre el medio ambiente y cultural de la localidad que se visita al mismo tiempo genera ingresos y empleo para la comunidad y población local en donde se realiza este tipo de actividad productiva.

Como turismo consciente está el turismo sostenible basado en un Ecoturismo, el turismo de Aventura, Aviturismo, y otros que se sustentan con el respeto a la naturaleza, que a nuestro criterio es un acierto el enfoque que ha realizado el Ministerio de Turismo de nuestro país.

Este tipo de turismo es más solidario con las comunidades porque el dinero que el turista invierte en conocer zonas de naturaleza se reparte de mejor manera en la comunidad que ofrece este tipo de turismo. Y por ende la inversión que deben hacer los gobiernos locales para integrarse a este tipo de turismo es mínimo, la capacitación de la comunidad que desea emprender en esta actividad económica es indispensable, guias turísticos nativos, el atender al turista nacional e internacional, el comprender que no se puede abusar del turista con cobros excesivos, todo esto es capacitación. Señalización de los recursos turísticos que se desean implementar para el turismo sostenible, con las actividades a realizarse, son los temas en los que se debe invertir, y sobre todo la PROMOCION Y DIFUSION de estos recurso turísticos a nivel local, regional y nacional e inclusive internacional si se dispone de los recursos. Con el objetivo de que estos sitios de interés turístico dejen de ser los tesoros escondidos de los cantones y se conviertan en verdaderos productos turísticos que se los pueda explotar de una manera responsable para el desarrollo económico de las comunidades.

Si Uds, escuchan en los discursos de los alcaldes, concejales, y de las reinas de las ciudades, cantones, parroquias del país, el turismo está en boca de todos, la riqueza turística de la ciudad, cantón, parroquia o de la comunidad es la actividad a la cual apuntan todos como generador de riqueza y empleo, pero lamentablemente es la actividad que dentro de estas instituciones que menos recursos tiene asignados o peor todavía, en algunos municipios del país ni siquiera existe partida presupuestaria para este tema. Claro como la inversión en turismo no genera votos como las obras de cemento, entonces que quede como la última rueda del coche de la planificación productiva del cantón. Pero que siga en la boca de todos cuando de discursos se trata.

Hablar sobre capacitación, señalización, infraestructura y promoción es tan interesante que los gobiernos locales deberían meditar mucho sobre este aspecto y proponerse trabajar en este sentido. Sobre todo los cantones pequeños que poseen grandes paisajes naturales, lagunas, montañas, quebradas, ríos, paisajes hermosos de naturaleza, aves silvestres, etc., que pueden tranquilamente incluirse dentro del turismo sostenible y brindar a quien los visita la oportunidad para realizar actividades como caminatas, fotografías, observación de aves y naturaleza, en sus ríos la práctica del kayac, en sus valles el parapente, deportes de aventura, actividades que las comunidades lo pueden realizar, brindando oportunidades de trabajo a los jóvenes que viven en ellas con capacitación convertirlos en los guías de los turistas y a las mujeres en las que atiendan con la alimentación a los turistas, así el dinero que genera este tipo de turismo se queda en la comunidad generando riqueza que podrá ser reinvertida en la conservación de estos recursos naturales.

Existe un ejemplo que señalan los que defienden este tipo de turismo que es el sistema que aplican las grandes organizaciones de turismo el “todo incluido”, que le llevan a tal o cual destino todo incluido, ticket de avión, hospedaje y comida, le encierran en un hotel 5 estrellas a comer lo que desee con la utilización de su playa privada y sus instalaciones, un turismo que genera riqueza solamente para la línea aérea, el mayorista hotelero y el operador, la comunidad en donde se encuentra ese hotel no percibe nada más que los desechos que genera ese tipo de turismo masivo y que no es amigable con la naturaleza. Mientras que el denominado “turismo sostenible” donde el dinero que genera la actividad  turística sí se convierte en una lluvia que le cae a todos, y más beneficio le da a la comunidad que lo aplica.

Costa Rica es el país líder en este tipo de turismo sostenible donde más del 30% de su territorio es protegido y convertido en Parques Nacionales, ellos saben como generar un turismo sostenible y amigable a la naturaleza, este es el principal ingreso económico y se ha convertido en una verdadera política de estado con la conservación de la naturaleza y con un alto presupuesto estatal, en donde el 80% de su turismo internacional es para practicar este tipo de turismo sostenible. Esto quiere decir que en el mundo si existen turistas internacionales que no solo buscan sol y playa sino que desean nuevas alternativas de ecoturismo, y turismo de aventura con conciencia ambiental.

Si manifestamos que el Ecuador es un país megadiverso con una naturaleza prodigiosa porque no hemos podido crecer en ingresos de turistas extranjeros que opten por este tipo de turismo responsable, en un lapso de 10 años el turismo receptivo del Ecuador ha crecido al 100%, es decir si en el 2002 ingresaban alrededor de 600.000 turistas extranjeros en el 2012 se proyecta que ingresen 1.200.000 turistas extranjeros al país, generalmente no se ven a estos turistas, porque la mayoría entra por Quito, y últimamente por Guayaquil y se van directamente a Galápagos o al Oriente y se regresan a su país, solamente un porcentaje pequeño de ese turismo internacional recorre la sierra, o buscan otras alternativas. Es decir no es tal el crecimiento hacia las 20 provincias restantes que esperan ansiosas que el turismo internacional llegue a sus ciudades capitales de provincia y peor aún a los cantones, ni que hablar de las parroquias o comunidades.

Entonces que hacer si se observan en las noticias como países más pequeños que el Ecuador como por ejemplo Santo Domingo espera en los próximos 4 años alcalzar la cifra de 10.000.000 (diez millones) de turistas extranjeros que visiten ese país, un país que es la cuarta parte en territorio que Ecuador.

Si bien se indica que estamos buscando un turismo de calidad y no un turismo masivo, debemos concienciarnos primeramente nosotros los ecuatorianos de la riqueza que tenemos en nuestro país para luego ser lo promotores de que vengan turistas extranjeros a conocer la riqueza que poseemos. La consigna es preocuparnos por el turismo local, regional y nacional que sean nuestros propios compatriotas los que generen un turismo sostenible, seamos nosotros los que generemos recursos en esas comunidades que desean y apuestan al ecoturismo.

El Ministerio de Turismo debería tener una secretaría que se dedique a la promoción de los recursos turísticos nacionales para los nacionales, promover que todos los ecuatorianos conozcan Galápagos, la Amazonía que ha sido declara como una de la maravillas del mundo. Parece que estos recursos turísticos estuvieran en otro país porque la gran mayoría de ecuatorianos no lo conocen, y algunos conocen Miami y no conocen Galápagos, esa es la ironía, a pesar de ser este recurso el líder en turismo de naturaleza en latinoamérica.

Los gobiernos locales debería preocuparse por promocionar sus riquezas turísticas no ser mezquinos y destinar recursos para la promoción y difusión de sus cantones, considerar que esto no es gasto sino es una inversión, dinero que no les pertenece a las autoridades sino que es dinero público, que debe ser invertido para la generación de empleo, ¿pero que industria  puede generar riqueza distribuida a la gran mayoría de personas como lo realiza el turismo?…

Según la OMT, los principios que definen el turismo sostenible son:

  • Los Recursos naturales y culturales se conservan para su uso continuado en el futuro, al tiempo que reportan beneficios;
  • El desarrollo turístico se planifica y gestiona de forma que no cause serios problemas ambientales o socioculturales;
  • La calidad ambiental se mantiene y mejora;
  • Se procura mantener un elevado nivel de satisfacción de los visitantes y el destino retiene su prestigio y potencial comercial; y
  • Los beneficios del turismo se reparten ampliamente entre toda la sociedad.

Estas características hacen al turismo sostenible una herramienta estrategia de desarrollo económico local. Por un lado, el turismo supone una gran oportunidad en algunas zonas en las que no existen otras alternativas de actividad económica. A su vez, como parte del sector servicios, ofrece más oportunidades para el surgimiento de empresas locales (hay que tener en cuenta que incluso en los países más desarrollados, este sector está compuesto principalmente por PYME). Y a pesar de ser un sector que requiere de fuertes inversiones en infraestructura y equipamientos, también utiliza mano de obra de forma intensiva por lo que ofrece numerosas oportunidades de trabajo y negocio para las mujeres y los jóvenes.

Anuncios