Etiquetas

, , , , ,

LA PARROQUIA SAN JUAN DE CID

Perteneciente al cantón Gualaceo -la más antigua de la Provincia del Azuay- se encuentra a una distancia de 15 km. del centro cantonal y a 50 km. de la ciudad de Cuenca, en una vía de segundo orden. A una altura aproximada de 2566 m sobre el nivel del mar. Su temperatura oscila entre los 10 y 20 grados centígrados.

Limita al norte con  el centro cantonal, al sur con las parroquias San Bartolomé y Sígsig del cantón Sígsig, al este con el cantón Chordeleg y la parroquia Simón Bolívar y al oeste con la parroquia Jadán.  Las comunidades que conforman la parroquia son San Antonio, San Miguel, Tacán-Zhizhio, Uzhar, San Luis, Dungla, Pirca, Chisquín, San Gabriel, Bacpancel, Guiñadel, Tranca-León-Tula, Tunzha, Saractar, Gullandel y Chunucari.

La principal actividad productiva de la población es la agricultura, también se dedican a la elaboración de artesanías en paja toquilla, joyería, cerámica, etc, que constituye un atractivo turístico.

En el ámbito educativo cuenta con cinco establecimientos educativos de nivel primario, dos de éstos son bilingües (Quichua-Español), -debido a que el 30% de la población hablan el idioma quichua-, dos de nivel ciclo básico y un colegio con diversificado.

DATOS HISTÓRICOS

En la época aborígen el territorio en donde se asienta la parroquia de San Juan fue ocupada por la etnia de los Cañaris, lugar estratégico para estos aborígenes pues desde aquí se podían divisar la cordillera oriental con el fin de alertar sobre posibles invasiones, especialmente de los jíbaros del oriente. Se conocía estas tierras con el nombre de “Zhizhún” en época de los cañaris y posterior se la denominaba “Payguara” cuya etimología proviene del shuar que quiere decir “Hombre grande, cual viento fuerte y alegre”.  Cabe indicar que con el nombre de Payguara se lo conoce durante toda la vida colonial.

Según excavaciones arqueológicas realizadas en la parroquia se han encontrado cimientos de piedra en una superficie de 70 metros de largo, que hacen suponer una fortaleza cañari. Su presencia se puede apreciar en los diferentes toponimios que existen dentro de la parroquia como: Tasqui, Pishi, Chunucari, Tunzha, entre otros.

En la época de la conquista incásica se rememora su férrea resistencia a su dominación, por lo que muchos de sus habitantes fueron enviados como mitimaes a zonas de Bolivia y al Cuzco en el Perú, sobre todo sus caciques. Igualmente a este sitio fueron traídos militares cuzqueños quienes se establecieron en la margen izquierda del río Santa Bárbara desempeñando actividades de agricultura y minería. Testimonios de la presencia inca lo podemos observar en la Comunidad de San José de Pirca en donde existen vestigios de un antiguo “Tambo” del camino que conducía al oriente.

Con la dominación española se construye una capilla en el tambo de San José de Pirca y en el sitio denominado “Zhizhún” o “Payguara” se funda el asiento minero denominado San Juan de Cid por Pedro Bravo y otros españoles quienes estaban establecidos en la Villa de Santiago de Gualaceo. El nombre de San Juan de Cid se da en honor al gran héroe español, Rodrigo Díaz de Vivar, llamado el Mío Cid, según manifiesta la tradición oral porque esta comunidad desde años anteriores era famosa por su bravura, belicosidad y resistencia a cualquier invasión externa. Y recibe el nombre de San Juan de acuerdo al calendario religioso cristiano pues la fecha de su fundación fué el 24 de junio de 1.574 día destinado a San Juan Bautista y ordenada por el Lcdo. Francisco de Cárdenas oidor y visitador general de la Real Audiencia de Quito que estuvo de paso por estas tierras. Un dato importante que cabe ser resaltado es que al fundarse la parroquia, los españoles crean una organización que es considerada como Cabildo Indígena. Además de ser un importante asiento minero para los españoles desde donde se explotaba el precioso metal.

Documentos de archivo mencionan que: “En 1563 consta que Don Juan Llivicura, casado con Francisca Guadichug, era cacique de Payguara. Don Juan era hijo de Rodrigo Llivicura, y obuvo del oidor Francisco Cárdenas 80 cuadras de tierras para su comunidad; también demandó a Úrsula Álvarez Moreno por la devolución de esas tierras, usurpadas para su marido difunto. (Pérez Tamayo, 1978: 227-228). Años después, en 1644, un Alonso Llivicura aparece como administrador de la parcialidad Payguara, quizás en nombre de su sobrino menor de edad, Juan. En 1683 es cacique de Payguara Sebastián Llivicura. (Pérez Tamayo, 1978: 229). (Datos que se encuentran en “Ofrenda sacrificial al Gualgualzuma” artículo de Segundo E. Moreno Yánez, en el II Congreso Ecuatoriano de Antropología y Arqueología, Balance de la última década: Aportes, Retos y nuevos temas, Tomo II. Editorial ABYAYALA, 2007).

El 9 de Agosto de 1836 es elevada a parroquia eclesiástica.

Fiestas religiosas

• La principal es  en honor al señor de los Milagros que se realiza el 24 de septiembre.

• La fiesta de La Siembra celebrada la segunda semana de octubre.

• La conmemoración del aniversario de parroquialización el 24 de junio día del patrono San Juan Bautista.

• La fiesta de “Las Colonias” celebrado conjuntamente con el día de San Vicente el 5 de abril.

• La navidad el 25 de diciembre.

• La Semana Santa.

Las fiestas populares en San Juan son una combinación de sus ancestrales raíces cañaris con una fusión de costumbres coloniales españolas en donde las danzas folklóricas, el juego de la escaramuza, el baile de los disfrazados, son expresiones culturales de este pueblo, acompañados de la quema de los fuegos pirotécnicos, castillos, vaca loca, y animado por la infaltable banda del pueblo.

Atractivos turísticos

La Junta Parroquial de San Juan se encuentra preocupada por dar a conocer la riqueza turística y cultural que posee este pueblo por lo que ha determinado los siguientes atractivos con un gran potencial turístico:

El centro parroquial (casas patrimoniales e iglesia), posee varias casas de tipo colonial,  con sus balcones de madera que nos permite regresar en el tiempo. Su parque central un lugar en donde se concentra la población autóctona de este pueblo, mujeres con sus polleras de colores, dan vida a la parroquia. Su iglesia de estilo moderno ubicada junto a vestigios arqueológicos que merecen ser rescatados de su abandono y destrucción ya que son de gran riqueza cultural.

El cerro Pizhi, que flanquea la parte posterior del centro parroquial, dueño de varias leyendas y mitos de los lugareños, el porque de su nombre, relata la leyenda que en su cúspide existía una laguna, la cual desapareció y dicen que se encuentra ahora ubicada en Saraguro, pero esta laguna repartía sus aguas a todas las comunidades para la fecundación y producción de sus tierras, ellos le decían “pizhi”, “pizhi” y la laguna les entregaba sus aguas, es por esto que debe su nombre. Al admirar este cerro aparece con sus tres lomas una contigua a la otra, y cuando algún extraño quiere llegar a su cumbre una nube densa baja y posa sobre el cerro, indicando que el “cerro está bravo y no desea la presencia de extraños”.

Puente de Cosacopte, ubicado en la orilla izquierda del río Santa Bárbara, es un puente de madera que se complementa con las hermosas orillas, utilizadas por los habitantes de la parroquia especialmente en las festividades de carnaval.

Mirador El Calvario, se encuentra a unos pocos metros de distancia del centro parroquial en el barrio del mismo nombre. Este sector brinda una hermosa vista panorámica de la parroquia y los cerros circundantes.

Cascada de Taski, un lugar paradisiaco ubicado en la parte baja de la parroquia, se tiene que recorrer un sendero por las laderas de los montes que conforman la quebrada, el acceso es dificultoso pues el camino es un trocha abierta a machete por los dueños de las propiedades circundantes, la caída de agua es de una altura de unos 300 metros aproximadamente, formando la quebrada que lleva el mismo nombre. Un atractivo para los amantes de la la caminata y la aventura.

La Junta Parroquial de San Juan

La administración de San Juan de Cid está conformado por el Sr. Ricardo Quichimbo como presidente y los vocales: Sr. Urbano Pilco, Sra. Glenda Espinoza, Srta. Mercy Chalco, Sra. Irene Pilco. Quienes vienen laborando desde el primer día de su posesión. Se están coordinando acciones con los diferentes niveles de gobierno para poder cumplir con las obras y proyectos a realizarse en favor de esta parroquia. La tradicional minga comunitaria es la forma común y solidaria para la ejecución de la obra pública, en donde las comunidades beneficiarias son las que realizan esta tradicional forma de trabajo solidario en conjunto con el gobierno local.

Anuncios