Rescate de la fauna primitiva y autóctona cuencana (los peces propios del austro):
La calle del parque de los pescados (Reseñas históricas pasadas)
El parque de los Pescados

“Casi desconocido por la mayoría de los cuencanos y totalmente ausente hasta éstos días de la memoria escrita de la historia y crónicas, existe todavía metido en el casco urbano de la ciudad: -el parque de los pescados-; llamado así por los moradores del lugar, a la laguna que se emplaza aún en el espacio que se constituyó en el pasado y antaño como los primeros baños de agua tibia (balnearios naturales de vertientes subterráneas), en la que se conservan y mantienen casi inmutables las variedades que quedan de peces oriundos primitivos característicos y propios de la zona y Cuenca”

La boca de un vertedero grande de cemento, localizada en la cresta alta de la napa de la pequeña laguna todavía existente que se ha negado y renunciado a morir y desaparecer, como aferrándose al mundo, a la creación de Dios, a la vida, a las horas, y a las miradas inquietas y ávidas de los vecinos y lugareños de barrio que aman su entorno y recuerdos y que han adecuado un puentecillo colgante de madera en el parque, cerca de los dientes y mandíbulas afiladas y abiertas del esófago y garganta del alcantarillado construido de mampostería fría de piedra en la calle, que se traga hambriento y voraz sus frescas y límpidas aguas y peces, entreverándoles con las descargas fétidas de los inodoros y fregaderos mantecosos de cocina, que atraviesan luego por los intensivos de las cañerías obscuras subterráneas de la ciudad, para luego ir a defecar en las pampas de Guapondélig, desaguar y orinarse sin pudor y vergüenza en sus cuatro ríos y ensuciar sus aguas mansas…!

¡La testarudez impericia y poca visión de las autoridades locales pasadas han ocasionado y privado la posibilidad de una mejor oferta turística ecológica-natural-urbana al mundo de nuestra ciudad de las: -lagunas cristalinas naturales- con únicas privilegiadas exquisitas y singulares características y dádivas propias y enriquecidas de las formaciones geológicas fluviales-glaciales, las más hermosas de toda la esfera terráquea al decir de los entendidos; Pero cercenadas negadas y mutiladas en Cuenca y su casco urbano, y en el desacierto, con la desaparición dada de bellas lagunas: Para luego convertirlas en hoteles de garajes y sótanos de adoquín, y cuartos de témpanos y bloques de hormigón y cemento; Y pequeñas lagunas truncadas y tímidas en el caso del parque de los baños y peces, y de aguas tibias mansas y cristalinas!

“El hombre en su testarudez frustración y osadía innecesaria de pretender ser el Creador, se convierte en Destructor Verdugo y Demoledor de la naturaleza y el mundo; -Vasta únicamente en aceptar y convertirse en mantenedor operador y el descubridor de lo creado”

Cuenca de antaño, ciudad de las lagunas (lagunas desaparecidas)

Olvidadas dos lagunas desaparecidas que suman a las más de 240 lagunas del Cajas (Cuenca), y que hasta pocas décadas todavía se conservaban con vida en pleno caso urbano de la ciudad, y que es el caso de Viscocil (Sayausí) siendo la primera laguna e inicio de la escalinata y graderío turístico cuencano de lagunas de formación fluviales-glaciales que inicia desde pleno centro de la ciudad española Santa Ana de los Ríos, antes Guapondélig ciudad cañari, hasta las cúspides de los cerros inquietantes de las derivaciones altas, y quedando mientras la laguna desaparecida, en la planada baja, emplazada a pocas cuadras de la Catedral de la Inmaculada, con truchas y bagres, propios de las variedades de peces y fauna oriundas autóctonas nativas y originarias del sector y Cuenca, pero ahora lamentablemente desaparecidas y extintas tan sólo a pocos años de desaparecida Viscocil de la faz de nuestra ciudad: “Patrimonio cultural de la humanidad”. -El segundo caso de lagunas desaparecidas de Cuenca, se constituye el desconocido y actual espacio urbano metido entre las calles Colombia y nudo Ecuador (cerca de la feria libre), en el que se mantiene y conserva todavía una trucada limitada y pequeña laguna, casi desaparecida tragada y vaciada por completo por un desfogadero y vertedero artificial, que agarra sus aguas límpidas, y descarga en el alcantarillado de aguas servidas hediondas pluviales y sucias más próximo. Sin duda en este pequeño charco de agua natural moldeado y limitado por las ansias del hombre :-en ganar más terreno estéril de hormigón armado, arranchándole y rebanado irrespetuosamente a la naturaleza viva robándole ilícitamente su hábitat natural-, se constituye en el espacio y entorno urbano de la ciudad, en el que se mantienen con vida todavía pequeños peces propios oriundos auténticos primitivos y característicos de las variedades y fauna que existió desde anterior a las épocas y eras geológicas glaciales y terciaras, y que no se deben tocar sentenciar ni condenar a muerte, por ser las únicas evidencias de que en Cuenca existió en los ríos y lagunas metidas en las pampas sagradas de Guapondélig, aguas límpidas cristalinas y tibias, con truchas bagres y peces de todos los tamaños y de colores bellos.

Singulares lagunas metidas en la urbe (los batanes)

En inicio Cuenca fue una gran laguna lacustre primitiva de enorme tamaño que abarcó el espacio de toda la cuenca geográfica-topográfica, en la que se asienta la ciudad en los actuales días; lago descomunal gigantesco y desproporcionado que se desaguó y colapsó en la garganta formada forzada y abierta en el encajonado de la Josefina (El Descanso) por las aguas acaloradas de la primera laguna lacustre ó lago que se emplazó en la urbe. La desaparecida laguna de Viscocil correspondería a la primera laguna de una escalera y escalinata de más de doscientas cuarenta lagunas de formación geológica fluvial-glacial, cuya cadena y abanico de lagunas se inicia y nace desde el mismo centro de la ciudad de Santa Ana de los Cuatro Ríos de Cuenca, y pampas de Guapondélig ciudad cañari. La pequeña laguna denominada por los moradores del barrio y sector como el parque de los pecados, se constituye y corresponde, a la última laguna que existió metida y emplazada de la urbe de Cuenca; en la actualidad casi totalmente desaparecida extinta y reducida, por la apatía desconocimiento indiferencia abandono y olvido de las autoridades locales, cuyas aguas mantienen todavía latentes pequeños peces que todavía sobreviven quedan y perduran de las variedades propias autóctonas primitivas y características del pasado y antaño de nuestra urbe; y donde en éstos días su caudal y aguas se encuentran truncadas frustrados y limitadas, debido a que se regulan y desaguan éstas con un desfogadero y vertedero artificial hecho de hormigón, que capturan a las mismas hacia el alcantarillado sanitario de la ciudad, desde hace pocas décadas atrás, limitándole así a sólo un charco en un espacio y entorno cohibido y pequeño del parque: pero desapercibido y muerto en los recuerdos del pasado cuencano. Los batanes de Cuenca de los siglos 18 y 19 son también testimonios de pequeños estanques represamientos y pozos de agua incrustados en la urbe, embadurnados de historia cuentos anécdotas leyendas y crónicas curiosas de la tradición y heredad oral morlaca.

Balnearios naturales morlacos desaparecidos (las tarabitas cuencanas)  

Los balnearios naturales de la parroquia rural de Baños de Cuenca, muestra el milagro de la diversidad y acaudalada variedad de formaciones geológicas múltiples dadas en un entorno reducido empotrado en la ciudad, la misma que se debe constituir por legado y derecho, y en poco tiempo, en Patrimonio Natural de la Humanidad; las aguas termales medicinales de Baños son el atractivo del turismo y visitantes de gran parte del país y de afuereños. -En el costado sur-occidental de la ciudad ingresando por la carretera lastrada de San Joaquín-Barabón que conduce a Soldados, y a pocos y contados kilómetros del centro del casco urbano se emplazan y existen también ignorados los balnearios y baños termales de Soldados, de agua caliente fogosa y medicinal, que juega graciosamente con el contraste del clima frío y del páramo, del lugar y sector, localizados a una altura de casi 4000 metros sobre el nivel del mar, pero sorprendentemente a contados minutos de la urbe. -Los balnearios de agua tibia,que se emplazaron en antaño, en el espacio del existente parque de los pescados, vendrían a constituirse en la historia cuencana, como los primeros balnearios metidos en pleno casco central y urbe morlaca. -De las épocas precolombinas cañaris-incas quedan todavía huellas y rastros de los primeros baños del monarca dentro del complejo arquitectónico en el Castillo de Pumapungo, balnearios que se alimentaban del agua canalizada del río sagrado del Tomebamba que atraviesa las inmediaciones del complejo arquitectónico-arqueológico de la ciudad y que conserva a los primeros y ancestrales baños y balnearios forjados con la mano del hombre, de los que perduran y subsisten todavía surcos trazas y evidencias gastadas en el lugar. -En la zona del Otorongo y Batán se conoce de la existencia remota de baños ó batanes ya en la época republicana, utilizados para los juegos del carnaval en las recordadas “guerras campales con agua y tomas de los barrios”, constituyéndose como los pucaras criollos que se practicaban ya en la ciudad Santa Ana de los cuatro ríos de Cuenca de fundación española, asentada en la vieja precolombina ciudad cañari de Guapondélig. -En la zona y callejuela frontal del mercado doce de abril existió también en un pasado no muy lejano aguas de vertiente y subterráneas, de igual forma en el área donde se levanta el edificio Cica, como también se recuerda el batán frente al colegio Benigno Malo. -Con la traída de la primera planta de luz a la ciudad en hombros de guandos se represó en las inmediaciones de la ciudad estanques y reservorios sostenidos con diques y compuertas que se utilizó por los cuencanos para los baños de diversión y entrenamiento y fue hasta hace pocos las tarabitas cuencanas que cruzaban las orillas de los cuatro ríos, iniciativa de los paseos campestres descanso deleite y regocijo de los lugareños, las mismas ahora en su totalidad desaparecidas olvidadas y extinguidas por completo; como alternativas recreacionales perdidas en la urbe de Cuenca. (“Es importante en la ciudad manejar y aprovechar los recursos naturales conveniente y adecuadamente”).

En la construcción de la callejuela aledaña al parque conocido como de los pescados y en la pavimentación, y su obra civil, al abrir y escavar el terreno sorpresivamente se encontró el nivel freático alto y presencia de aguas de vertientes que llegaban a contados y pocos centímetros de la rasante terminada de la calle de acuerdo al diseño original, situación que conllevó al cambio del diseño técnico original y la elaboración de un nuevo diseño ó rediseño técnico, en el que aumentaba ó se incrementaba el espesor de la capa estructural soportante de la calle en el tramo correspondiente, nada más y nada menos, que al mil doscientos por ciento en proporción de su diseño original (1200 % de incremento del espesor de la capa estructural soportante de la vía en el correspondiente tramo rediseñado). Teniéndose así que incrementarse la excavación de los 20 centímetros del diseño original a dos metros cuarenta de excavación profunda en la calle en el nuevo rediseño técnico con el riesgo existente de la inminente caída de las casas aledañas a la calle y de la seguridad personal de las vidas de los habitantes de las viviendas moradores del barrio transeúntes personal técnico y otros, por la época invernal, y con material del suelo de mala calidad relleno y basura que evidenciaba que todo el sector se formó con improvisado material de relleno haciendo así desaparecer la primera laguna antes existente y hasta hace algunas décadas atrás. El caso de la calle aledaña de los pescados fue único en la connotación técnica e histórica de la ciudad sobre todo en el incremento de las excavaciones de la calle de 20 cm. a dos metros cuarenta centímetros de incremento en el 1200 % en proporción al diseño inicial y original, con todas las repercusiones técnicas desprendidas; todo esto ante el asombro de los moradores del barrio transeúntes trabajadores constructores fiscalizadores Municipio y de la ciudad?

Anuncios