Etiquetas

, , , , , , , ,

HALLAZGOS DE ESCULTURAS MONUMENTALES
ESCUTURAS GIGANTYES
Increíbles esculturas colosales existentes y  emplazadas en la zona sur-occidental del austro, esta vez en las partes altas y paradisíacas  de Santa Isabel y otras también en las derivaciones  de  San Fernando, existiendo más esculturas a gran escala  en  Cuenca, Pucará, Girón, Paute, Sigsig  y otros cantones  incluidos en el espacio Austral; figuras gigantes que posiblemente fundamentan el entendimiento y esclarecimiento  del asentamiento étnico-nómada del hombre en América.

Como primicias siguen apareciendo esculturas o figuras a gran escala adecuadas o labradas con la mano del hombre, incrustados y escondidos en los relieves naturales o elementos geográficos considerados sagrados, en la vasta zona que ocupaba el pueblo cañari, como una cadena o cordón de  piezas, gravados o esculturas que toman parte de un conjunto, mosaico o ajedrez gigante  de la arqueológica, todavía por descifrarse en su verdadera dimensión, de enorme valor patrimonial, dejados con una logística preestablecida y sistemática, que posiblemente contengan los parámetros necesarios y la  información clave que sustenta o fundamenta el entendimiento y esclarecimiento del asentamiento étnico-nómada del hombre en América, de la mitología cañari y de los pueblos ancestrales del continente.

RECIENTES HALLAZGOS ESCULTURAS GIGANTES
(Reiteración y correlación).
ESCULTURAS GIGANTES EN EL AUSTRO

Como ya se advirtió y se anticipó en los primeros hallazgos y  escritos de la presente investigación con el título de: “ESCULTURAS GIGANTES DE LOS CAÑARIS”, y que encajan con estos nuevos hallazgos, en la que en forma insólita, inédita y exclusiva se dejó de ver a cada escultura  como formación únicamente natural y aislada de todo el contexto integrado de demás esculturas, y más bien considerándoles a las mismas  como piezas únicas y reliquias de la arqueología universal elaboradas -con la mano del hombre- y -como parte de un gran mosaico, conjunto, cordón o cadena intercontinental de gravados, jeroglíficos y esculturas gigantes-, que contienen en sus dibujos y formas a los dioses o tótems, monarca, el origen y gran parte de la mitología de los pueblos ancestrales americanos, y que avalizan y sustentan al pueblo cañari, como el punto de partida para desenredar el ovillo de la historia precolombina continental,  aún desconocida, correspondiéndole privilegiadamente a esta cultura: como el epicentro geográfico y amalgama o simbiosis cultural-mitológica conceptual y filosófica  de todo el continente,  de acuerdo a los descubrimientos de los gravados y esculturas gigantes.

CADENA INTERCONTINENTAL DE ESCULTURAS Y GRAVADOS.
La Rumualda

Existiendo también complementariamente decenas de esculturas monumentales en la vasta zona del austro, de variadas formas y temas mitológicos, pudiendo posiblemente continuar las apariciones de gravados y esculturas y avanzar siguiendo la provincia de Loja con las esculturas de animales marinos (tiburones) y continuar  hacia el sur por el Perú con más gravados y esculturas y luego hasta Chile en la isla de Pascua, y por el norte hasta los gravados de California; hallazgos que determinan un gran cordón que recorre las tres sub. Américas (sur, central y norte), y que le ubica al pueblo cañari privilegiadamente como epicentro geográfico y simbiosis cultural-mitológica en la conceptuación de las figuras y dibujos, fundamentándose y perennizándose en los gravados y esculturas el origen (las dos guacamayas juntas) y los dioses o tótems del mencionado pueblo y gran parte de la mitología ancestral. EPICENTRO DE IMPORTANCIA ARQUEOLÓGICA CONITINENTAL: Es importante indicar que los hallazgos de los gravados de las dos guacamayas sagradas en el río de Culebrillas, afianza y acorta la distancia entre la gran línea continental geográfica (planteada en esta investigación) de los gravados de California y de Nazca (América del norte y América del sur), razón por la que nutre de importancia a este nuevo descubrimiento que sustenta el origen de los cañaris y que acompaña y encaja complementariamente a las esculturas gigantes encontradas y anexas a los gravados, de la misma manera que ocurre repetitivamente con los gravados de las otras dos culturas ya mencionadas en el continente (Nazca y California), en amalgama coincidencialmente con más esculturas colosales existentes cercanas a las mismas.

ASENTAMIENTO ÉTNICO-INTERCONTINENTAL.

Este hecho sin duda corrobora el acontecimiento tal vez más importante y significativo de la arqueología ecuatoriana de todos los tiempos y uno de los más importantes de la arqueología continental de los últimos tiempos, que abre una ventana posiblemente para el esclarecimiento del asentamiento étnico-nómada en el continente americano, como nuevos fundamentos a una nueva tesis o a su reafirmación que toma una mayor forma con las nuevas apariciones y descubrimientos de las recientes esculturas y gravados de gran dimensión, y que van complementando a los primeros hallazgos. LOS CAÑARIS, PUNTO DE PARTIDA: Hallazgos monumentales que tienen una relación estrecha entre sí, como la reiteración y por consiguiente la eminente correlación local e intercontinental; constituyéndose el descubrimiento de esta cadena de series de apariciones interrumpidas de esculturas gigantes labradas o adecuadas con la mano del hombre en elementos geográficos naturales (posiblemente en todo el cordón continental), y que se orienta hacia el norte en dirección a California y hacia el sur en orientación a Nazca (las dos direcciones del continente americano), fundamentando entonces: El ápice o la sustentación de un nueva teoría de la interrelación continental americana en el asentamiento étnico-nómada o la aparición del hombre en América, -representando el pueblo cañari privilegiadamente, como el epicentro geográfico y conceptual en la simbiosis o amalgama cultural-mitológica-.

ÍCONOS DE LA ARQUEOLOGÍA CONTEMPORÁNEA.

Debido a que la cultura cañari encierra el acopio o miscelánea de todos los elementos culturales artísticos-mitológicos-filosóficos del continente, como se determina en los nuevos hallazgos gigantes, y también en otros caracteres antropológicos, y como son entre otros: Las guacamayas en el origen o adoración de los pueblos (la misma también se adoraba en Centroamérica). La adoración y veneración de la serpiente (la misma tótems de la adoración también de los mayas, aztecas, Chibchas de Colombia, entre otros). La veneración de las lagunas (las mismas también se veneraban en los pueblos o culturas de todo el cordón continental). En el apego o parecidos de algunos costumbrismos, vocablos, etimologías, morfologías, artesanías, cerámicas que se reiteran a través de la franja o cordón continental de acuerdo a recientes y pasados hallazgos arqueológicos y antropológicos de diferente naturaleza. En la condición antropológica y también de las facciones raciales étnicas (el parecido de los cañaris con la raza asiática); considerándose a los cañaris siempre guerreros en su cultura, hasta en la forma en el atuendo de la cuzhma con la faja y manera de amarrarse la misma, parecido en forma al zamarro como elemento medular y conocido en la condición guerrera ancestral de la cultura milenaria asiática. REAFIRMACIÓN RELACIÓN INTERCONTINENTAL: Y como complementación fundamental, en la reiteración y correlación en los nuevos o recientes descubrimientos o apariciones  de las cadenas de esculturas y gravados gigantes con estrecha relación con los gravados de California en el norte del continente, y de Nazca en el sur de Perú; representándose en la cultura cañari la mezcla conceptual (con relación a las dos culturas extremas del continente indicadas): En los dibujos de las figuras de animales y antropológicas suscritos en sus gravados (relación-Nazca); y también en la fundamentación del origen o subsistencia de los pueblos escritos y perennizados así mismo en jeroglíficos a través de los gravados, en las que se encuentran presentes coincidencialmente inundaciones acaecidas en tiempos pasados (relación-California).

ERROR ARQUEOLÓGICO IMPERDONABLE.

Las esculturas y gravados colosales y gigantes  y su interrelación correspondiente, podría corresponder al descubrimiento de mayor importancia de la arqueología nacional por la correspondencia intercontinental y su antigüedad. ERROR ARQUEOLÓGICO: El hecho de considerarlas a las pocas esculturas o figuras gigantes que se conocían (la cara de piedra de Ingapirca, los meandros del río Culebrillas), como formaciones únicamente naturales, o fenómenos fortuitos y aislados de la naturaleza y a su vez, -con ninguna relación existente entre las mismas-; han representado  dos errores arqueológicos imperdonables, que han postergado los estudios y la importancia requerida como obras monumentales y patrimoniales y que orientan convenientemente  hacia acciones para su preservación y conservación de acuerdo al verdadero valor que les corresponde; tanto de las primeras esculturas y gravados como de otras que se han ido complementariamente incluyendo periódicamente a este mosaico (a manera de tablero de ajedrez gigante-cultural dejados hace mucho tiempo atrás), después y como consecuencia de la entrega, hace poco tiempo atrás, del contenido de la primera parte de esta investigación (que relaciona la interrelación de los gravados y esculturas existentes en el austro, con los gravados de Nazca y California, como los dos extremos de una cadena intercontinental de obras de gran escala readecuadas con la mano del hombre).

OBRAS MONUMENTALES Y GIGANTES SUSTENTAN NACIONALIDAD E IDENTIDAD.

El arqueólogo e historiador Padre Ángel María Iglesias Amoroso, habla y se refiere en sus escritos acertadamente a la tortuga de Narrio como una obra de los cañaris, sin referirse a las demás esculturas; el Dr. Luís Guillermo Rodríguez Toledo, arqueólogo y humanista, se va más allá todavía en los conceptos, como eminente e insigne visionario, cuando reiteradamente ya habla en sus obras, del río de Culebrillas como los meandros artificiales y también de la tortuga sagrada de Narrio también como obra de los cañaris, las dos con sus respectivas e insignes características; en esta nueva investigación se presenta a las obras gigantes ya emplazadas en todo el austro con relación en toda la región y en unidad. ÍCONOS DE LA NACIONALIDAD E IDENTIDAD ECUATORIANA: La carencia de la autoestima o falta de una verdadera identidad que se debe recuperar de un pueblo o una persona, permiten que no se valore lo propio lo que se tiene, o que no se vea o no se quiera ver lo que se encuentra frente a los ojos: lo tangible (lo contundente). Las obras monumentales y su correlación directa presentadas en esta investigación, abren los íconos y parámetros necesarios que sustentarán y fortalecerán nuestra nacionalidad e identidad como un pueblo apoteósico.

NUEVOS O RECIENTES HALLAZGOS (Enumeración).

Las nuevas y recientes esculturas se encuentran emplazados en una zona estrecha y determinada y a poca distancia cada escultura de la otra: Las esculturas individuales de Huasipamba y el complejo integrado-madre de esculpidos Carachula, se encuentran localizadas en las partes altas y paradisíacas de Santa Isabel; la escultura integrada-madre Rumalda,  está ubicada en las derivaciones de San Fernando y Santa Isabel en la parte alta de la parroquia de Baños de Cuenca, a poca distancia de las otras; las esculturas del Padre Urco y otros rostros humanos y figuras talladas gigantes se encuentran emplazados en la parte del Cajas y cerca del sector de Soldados, así mismo en una zona común y no muy lejos de las demás esculturas. ENCAJAN CON PRIMEROS Y ANTERIORES HALLAZGOS: Integrándose todas estas obras monumentales y de gran escala en la zona específica del Austro y que se relacionan con las anteriores y primeras esculturas encontradas y ya indicadas anteriormente  en la primera parte de esta investigación, como son: El rostro humano gigante tallado de piedra de Ingapirca (Ingapirca); la cara de piedra acostada de Shabalula (Sigsig); las dos guacamayas gigantes y más jeroglíficos gravados en el río de Culebrillas (Prov. Cañar); la tortuga gigante sagrada del cerro de Narrio (Cañar). Existiendo todavía más esculturas en otros cantones como Paute, Sigsig y otros, integrados en la zona del Austro en donde estuvieron asentados y habitaron los cañaris.

INVENTARIO ARQUEOLÓGICO-PATRIMONIAL-LOCAL.

En la zona del Austro existen más vestigios y edificaciones arqueológicas sin sus respectivos estudios y no a buen recaudo. INVENTARIO ARQUEOLÓGICO: Debería hacerse un inventario arqueológico-patrimonial, cronológico y sistemático de su ubicación de todas las esculturas y gravados gigantes existentes y emplazados en el austro, para conocer un poco más de los mismos, preservar su conservación y su manejo turístico-arqueológico, e implementar también una serie de estudios pertinentes locales y fuera de la región en lo posible en coordinación con entidades afines, que permitan averiguar y determinar las edades geológicas de las piedras y de sus cortes y buzamientos artificiales, que aclararán el orden sistemático y cronológico de la edades en que fueron en cadena construidos o emplazados en el continente en la línea o alineación geográfica planteada en esta investigación de las grandes esculturas, en el inminente asentamiento nómada-étnico; así como también la evolución dada y sistemática por región en la técnica artística  utilizada y mejorada  para la confección  de las obras en toda la cadena intercontinental. También es necesario recuperar los demás vestigios y edificaciones arqueológicas existentes y abandonadas.

ROMPECABEZAS ARQUEOLÓGICO DE GRAN TAMAÑO.

En este rompecabezas arqueológico de gran dimensión, al momento se tiene en forma contundente, la existencia de las esculturas, gravados y jeroglíficos gigantes, -confeccionados con la mano del hombre-, con -una correlación preestablecida-; y también una serie de interrogantes e información por descubrir, descifrar e interpretar, sin entender todavía en forma cierta, que es lo que nos habrán querido verdaderamente decir las culturas o civilizaciones pasadas o transmitir en el transcurso del tiempo, en las halladas obras colosales dejadas o emplazadas, algunas posiblemente con fines bélicos-guerreros o para la contemplación, deleite o tributos de sus dioses; o para –perennizar- su cultura en el paso del tiempo.. ESCULTURA GIGANTE DE LA CULEBRA SAGRADA DESTRUÍDA: Se conoce por crónicas escritas y existentes (las mismas que se encuentran en los archivos arqueológicos), en las que lamentablemente indican que en el cantón Sigsig existió -la escultura de piedra de una culebra gigante- emplazada cerca de la escultura de la cara de Shabalula, a la que le interpretan en las crónicas como coincidencia natural, y que encaja ciertamente con la escultura-faltante gigante de la culebra sagrada perdida en esta investigación, la misma como colección de los tótems o dioses de los cañaris (pieza precisamente faltante de este gran rompecabezas gigante), y que de acuerdo a las crónicas fue destruida por  moradores del lugar (donde se encontraba asentada) que desconocían su valor arqueológico, para la utilización como una gran cantera de piedra para la construcción de viviendas. En las ruinas de Ingapirca así mismo se menciona no con mucha certeza, que existieron emplazados cerca del conocido rostro gigante y tallado, atrás del castillo, en la parte baja y plana del lugar, dos grandes esculturas de piedra  que desaparecieron o fueron destruidos anteriormente posiblemente por el desconocimiento, representando las figuras del sol y la luna.

INGRESO INVENTARIO PATRIMONIAL DE LA UNESCO.

Es importante la concienciación que generen y engendren todas las acciones pertinentes y necesarias que puedan permitir el ingreso merecidamente de las esculturas y gravados gigantes, como obras monumentales y patrimoniales ya en el inventario arqueológico de la UNESCO, para la difusión, conservación y también un adecuado manejo cultural-arqueológico-turístico de las mismas, que las pondrán en buen recaudo; circunstancia en amalgama y simbiosis en forma adicional con la intensa aglutinación y concentración particular de restos, vestigios y edificaciones arqueológicas complementarias de diferente naturaleza también emplazadas apretadamente en el Austro;    encontrándose limitado el registro inventarial cultural de la zona, en los demás restos y vestigios existentes de diferentes índoles en la arqueología, los mismos desconocidos en gran parte; y por consiguientes con la carencia en los correspondientes estudios e investigación. Es prior ante la preocupación y compromiso para poder realizar todos los estudios correspondientes, que aclaren la gran cosmovisión encontradas en estas magnas y enigmáticas obras colosales.

CIVILIZACIÓN ANCESTRAL DESCONOCIDA Y ANTERIOR.

Entonces considerando estos insólitos hallazgos en la que interviene la mano del hombre para su confección, la antigüedad de las grandes obras, y también como referencia  únicamente tomando la construcción de la leyenda, posiblemente intacta en parte, se encontraría impreso en la misma la condición primaria nómada del pueblo cañari, y hablara de la casi extinción por catástrofes e inundaciones de una civilización anterior a quienes denominan sus padres, como un pueblo desconocido que casi desapareció o se apagó inexplicablemente en tiempos muy remotos. En California en los gravados al norte del continente, se encuentran también perennizados el origen mitológico de la subsistencia de su pueblo aborigen, y la coincidencia o la reiteración de catástrofes e inundaciones también acaecidas en tiempos pasados. Los  dioses o tótems de los cañaris (culebra, tortuga, guacamayas), se repiten constantemente también en figuras en diferentes partes del continente. La construcción de la mitología ancestral fundamentalista deja ver por lo general como testimonios de los pueblos, varios elementos crudos y primarios remontados a tiempos muy lejanos y anteriores, como una contundente evidencia que explica -de alguna forma precaves y súbitas realidades acaecidas-, que se mantienen inalterables en el tiempo, y que otras realidades en la narración se han transformado mayormente pero en un marco parcial de su contenido.

POSIBLE CIVILIZACIÓN ABORIGEN-PATRÓN INTERCONTINENTAL  (ANTERIOR Y DESCONOCIDA).

Reiterando la aparición de los grandes hallazgos referidos en esta investigación y la antigüedad que presentan los mismos, con el descubrimiento inédito de la reiteración o repetición local (en el austro) e intercontinental dada y existentes de gravados y esculturas gigantes y su eminente correlación, -las mismas elaboradas con la mano del hombre, como se indica en este artículo-, y en tiempos muy remotos, dejadas en el pasado como evidencia con una  correspondencia entre sí preestablecida y sistemática; podrían entonces los mismos representar la evidencia contundente y tangible de una civilización aborigen-patrón que existió en todo el continente americano. CIVILIZACIÓN CONTINENTAL PERDIDA: Los mismos con gran conocimiento de la ciencia y la cultura (para poder confeccionar las esculturas y gravados), civilización anterior posiblemente desconocida y perdida en la conciencia de la historia, que por la antigüedad de las esculturas: -corresponden a la cultura cañari o tiene relación con la misma y con los demás pueblos aborígenes ancestrales conocidos del continente,  como una cultura o civilización madre-patrón y anterior-, de la que luego nacen los cañaris, aztecas, mayas, incas, nazca y las demás culturas y pueblos del continente americano; corroborando complementariamente a esta tesis, el parecido, relación y la coincidencia  contemporáneamente conocida -cultural-antropológica-mitológica-étnica- entre los mencionados pueblos.

LOS CAÑARIS, PUEBLO PRIVILIGIADO.

El hecho y circunstancia que se encuentran presentes arraigadamente en la cadena de gravados y esculturas gigantes y en sus dibujos: el origen y los dioses o tótems de los cañaris; le sitúa a este pueblo con cierta particularidad y privilegio con relación y una profunda identificación existente con la civilización ancestral desconocida. (Esta civilización desconocida estaría muy ligada y con estrecha relación con el pueblo cañari). GRANDES CATÁSTROFES PRESENTES EN LA MITOLOGÍA: En la mitología del origen  cañari, en el relato que -mantiene intacto en parte, elementos o signos iniciales-primarios-patrones-, que han trascendido y se han conservado con el transcurso del tiempo y que representa la aproximación y retroceso a otras épocas atrás, cercanas a importante información, y que se encuentran impresos en los gravados de las dos guacamayas sagradas en el río Culebrillas; pues en la misma se habla de grandes catástrofes e inundaciones acaecidas en tiempos pasados (que podría tener varias interpretaciones), y la salvación solamente de dos hermanos (posiblemente hijos de la civilización anterior), y que subieron a las montañas, de los cuales se origina o desciende el pueblo cañari con la unión carnal de las guacamayas o con una de ellas. ESTRUCTURACIÓN OSEA DIFERENTE Y SUBGÉNERIS:  Es también raro y desconcertante para la ciencia la estructuración o distribución osea del cráneo de los aborígenes cañaris que hasta ahora conservan como parte de su anatomía (posiblemente en la existencia de un hueso más en la distribución), que bien podría el estudio genético minucioso de este hecho, abrir grandes horizontes en las investigaciones científicas, en la constante evolución acaecida del hombre en los diferentes continentes y la relación entre los mismos, y tal vez para ubicar a este pueblo (coincidencialmente) en el mosaico étnico antropológico en los diferentes y variados extractos humanos, y posiblemente así averiguar el verdadero origen de este pueblo especial y hasta diferente en su estructuración craneal-osea.

SUSTENTACIÓN Y  CORROBORACIÓN  TÉCNICA.

Como complemento a las explicaciones dadas en los primeros hallazgos, se podría decir y argumentar con lo que respecta a las esculturas gigantes, para sus sustentación y comprobación técnica: En el detenimiento minucioso de la observación de los trazos en las estrías que corresponden a los buzamientos dejados en los planos particulares deslizados  de las rocas de las esculturas a gran escala, y  en el análisis paralelo de las superficies que se conservan intactas, determinan éstas que no se sujetan a un comportamiento aleatorio ni ordenado, encontrándose básicamente los mismos indistintos y sin un sentido y dirección común  en  las reducidas tomas  o muestras de áreas específicas para efecto,  y que contradicen y no contrastan con  las leyes de la estadística, probabilidades y de la física, como de la ciencia, en el eminente corte, separamiento o fraccionamiento  natural y fortuito de la piedra, que podría y tendría que darse en un desprendimiento casual y fortuito; como también las incisiones puntuales muestran y determinan diferentes grados de intensidades, lejos también de un comportamiento natural y aleatorio en los cortes logrados longitudinalmente. Como un pronunciamiento técnico: la correspondencia de los cortes dados en las figuras, de ninguna manera son casuales y aislados en forma natural; mas bien los mismos corresponderían a hechos provocados y deliberados.

GRANDES CONOCIMIENTOS DE LAS CIENCIAS.

Sin duda esta civilización tuvo que tener grandes conocimientos de la ciencias, circunstancia que representará en lo posterior el desconcierto de arqueólogos y científicos, el momento que ahonden los estudios de las esculturas y gravados. Obligadamente para efecto de la elaboración de las obras colosales hace miles de años; los referidos pueblos debieron haber dominado la geología, mecánica de suelos, hidrología, hidráulica, física, astronomía y otras ciencias afines, para poder confeccionar y construir los gravados y esculturas monumentales; caso contrario cómo se podría explicar la técnica para desviar el río Culebrillas en el determinado tiempo para la elaboración o gravados de las guacamayas sagradas gigantes; o cómo pudieron conocer o anticipar la realidad o inestabilidad geológica,  para la ubicación o emplazamiento de la tortuga gigante de Narrio (tótem de los cañaris), en forma perfecta en una zona netamente inestable; o la construcción misma de obras gigantes en una determinada época, en labrar a gran altura bloques gigantes de roca, con las dificultades que por hecho acarrean.

CONOCIMIENTO Y DOMINIO DE LAS LEYES DE LA GRAVITACIÓN UNIVERSAL.

Emplazada en la línea de hallazgos recientes, extrañamente se advierte la existencia de una piedra o roca aislada de regular tamaño a la que la denominan en el lugar -piedra movedora-, que se puede mover  con el simple y sencillo contacto físico, pero virtualmente difícil de volcarla,  como un acontecimiento aislado e indiferente en su habitual y natural comportamiento, pero que posiblemente represente en la ciencia o contenga en precepto, contexto y concepto básico, la información requerida para descifrar en parte, la técnica utilizada para el fraccionamiento, ruptura, deslizamiento, aislamiento y volcamiento provocado de grandes fragmentos de roca, con el conocimiento y dominio profundo de la ley de la gravitación y de la astronomía, que les permitió conocer con exactitud los diferentes puntos y apoyos de gravedad, y de los momentos de inercia, que luego posiblemente fueron entrelazados hacia el desplazamiento final y fraccionamientos súbitos en la roca, en consideración de diferentes puntos de apoyos entre-comunicados o centros de gravedad advertidos-entrelazados y provocados deliberadamente; la civilización o pueblo que adecuaron y ejecutaron las obras gigantes posiblemente dominaron o conocieron a profundidad las leyes de la gravitación universal. Es posible que esta civilización dominó el conocimiento de las leyes de la gravitación universal.

PIEDRA MOVEDORA Y ROCAS MOVIDAS ADYACENTES.

En el complejo de esculpidos de Carachula se puede observar repetitivamente y coincidencialmente grandes fragmentos de roca que apenas se han movido, con sus superficies de cortes o buzamientos horizontales, imposibles de desplazarlos manualmente con el razonamiento limitado-conocido o habitual de la física convencional. Se debe recordar que -el deslizamiento o desplazamiento de las rocas gigantes- para efecto de las grandes construcciones dadas en la magnas civilizaciones pasadas y antiguas como las pirámides de los egipcios, pirámides de los mayas y aztecas, y edificaciones de Machu Picchu en el Perú cerca de nazca (los mismos considerando grandes toneladas de roca), siempre han inquietado y desconcertado a los científicos modernos.

EVOLUCIÓN ARTISTICA-CULTURAL MARCADA.

Considerando la antigüedad de las obras monumentales es difícil entender, que se encuentren emplazados la superposición de figuras que engendran conceptos análogos y anfípodos como ambiguos y duales en un extraño orden preestablecido, o figuras solapas internas en el vientre escondido de otros elementos (Carachula); como la aglutinación de sub. Esculturas conformando en amalgama una sola escultura global y volumétrica, que presenta diferentes interpretaciones desde diferentes perspectivas, planos y ángulos (Rumalda). Pues en sí solo la simple interposición  paralela de figuras y rostros o la aglutinación en amalgama de esculturas, éstas deliberadas, encierran ya una evolución o concepto diferente y marcada del arte. GRAN EVOLUCIÓN DEL ARTE, O UNA CONCEPCIÓN ARTÍSTICA EXTRAÑA PARA LA ÉPOCA: Inexplicablemente aparece en forma extraña la integración de diferentes sub.-esculturas talladas en la roca general-madre de Rumalda y también de Carachula,  algunas escondidas en sus contornos que aparecen súbitamente dibujados con significados extraños, que denotan figuras deliberadamente escondidas y poco claras, en contraste con otras que representan planos directos-primarios y predominantes; y que se podrían entender -y conjeturar-, como la premonición anticipada que encajaría en la actualidad con el estilo de un arte moderno-vanguardista, impresionista y surrealista, que escudriña y rebasa en la búsqueda y confrontación de la dialéctica y existencialismo, las barreras de la psicología y lo místico, en el encuentro de la angustia y desesperación,  de sus temores y miedos interiores, interpretados en sus significados y en rostros como demonios creados, circunstancias con otras connotaciones que se encuentran presentes también en la confrontación de otros conflictos y en otras figuras,  en lo que principalmente se trata en temática y argumento, en la escultura madre de Carachula.

REPETICIÓN DE ESCULTURAS EN ESPACIO REDUCIDO.
Sin duda en la repetición contaste de los rostros y figuras amontonadas, aglutinadas y superpuestas en cada obra maestra (Rumalda y Carachula), se encierra un concepto artístico-cultural complejo y de avanzada, distante de lo que se conoce en la historia del tiempo de la elaboración de las esculturas, que bien podría en lo posterior -desconcertar ampliamente a estudios y entendidos-, desde su conceptuación, estructuración y definición misma artística-cultural y antropológica. INMINENTE DESCONCIERTO: Como hipótesis podría también entenderse para -no conjeturar lo inexplicable-, en la repetición de los rostros, como la experimentación para el perfeccionamiento en técnica de esculpir la piedra, en un lugar o cantera que se prestaba para el efecto, para poder realizar luego las obras maestras que se encuentran cerca emplazadas y existentes en la zona, entendiéndose y encontrándose así en el lugar si fuera el caso, la presencia y actividad de la mano humana hace miles de años; -aunque lo que desconcierta mayormente, son la reiteraciones paralelas de los rostros con significados raros a especie de premoniciones, o las figuras escondidas en el núcleo de la roca madre; o también la aglutinación o integración amontonada de sub.-esculturas-.

ESCULTURAS  EXCLUSIVAS DE RUMALDA Y CARACHULA
(Diferente concepto artístico-cultural).

Las esculturas exclusivas de Rumalda y Carachula se pueden analizar y describir por separado, aunque contengan una interpretación artística-cultural común. CARACHULA, POSIBLE ALTAR O COMPLEJO ANTIGUO DE LA CULTURA Y ESCULTURAS ANCESTRALES ESCONDIDAS: La misma llena de oquedades, callejones y cuevas  complementarias en la roca madre, que podrían tener relación histórica-cultural y directa por la coincidencia de la edad del tallado, con las cuevas en asentamientos cañaris de: Tayos (oriente), Chobshi (laguna de Ayllón), Paredones (laguna de Culebrillas). Este complejo se encuentra cerca de Rumalda, y también a poquísima distancia de las esculturas individuales de Huasipamba; y contiene entre otros, esculturas superpuestas e integradas desde diferentes ángulos y perspectivas que en unidad y acopio forman un solo conjunto, que posiblemente pueden encerrar una amplia temática, como parte de su mitología ancestral y existencial, y que podría interpretarse de lo que se puede describir  como un gran libro que contiene en parte: la angustia y desesperación configurados y plasmados en rostros que exteriorizan sus temores y miedos interiores, interpretados y plasmados en demonios creados; caras humanas escondidas dentro del vientre o interior de la roca (vigilantes sigilosamente que sorprenden e impresionan, tal vez con fines estratégicos guerreros); otros rostros entre muchos en diferentes perspectivas y posiciones. ESCULTURA AGLUTINADA-MADRE DE RUMALDA, CONCEPTO SUPERIOR DEL ARTE: La escultura general-madre de Rumalda, que evidencia también una gran antigüedad, se encuentra constituida por una serie de rostros y caras talladas integradas en diferentes  planos y perspectivas que conforman volumétricamente  en amalgama una sola unidad, y que muestran aparentemente variados argumentos y temáticas tanto parciales como aglutinadas desde diferentes vistas y ángulos, como también el tratado de  diversos estados de ánimo y facetas psicológicas en los rostros tallados,  y la etapa de una especie de metamorfosis de evolución extraña; la cara esculpida del plano principal o predominante de Rumalda tiene una configuración geométrica que tiende a una forma cuadrada.

ENIGMAS Y JEROGLÍFICOS  DEJADOS EN ESCULTURAS GIGANTES.

De la misma forma que se encontró jeroglíficos gigantes gravados en el río de Culebrillas (dos guacamayas sagradas juntas que sustentan el origen de los cañaris,  y también otras figuras, confeccionadas en dos dimensiones); en estos nuevos descubrimientos extrañamente se encuentran también, -a manera de jeroglíficos gigantes esculpidos-, elaborados en tres dimensiones,  en las sub.-esculturas de Rumalda como de Carachula; las mismas un poco deterioradas por el tiempo. EMPLAZADAS A POCA DISTANCIA: Esculturas madres de Rumalda y Carachula referidas, localizadas y emplazadas entre sí a pocos kilómetros, en la zona sur-occidental del austro, como parte y relación con las otras también cercanas esculturas individuales de Huasipamba (rostros y figuras individuales); con una extraña y curiosa alineación y emplazamiento general-geográfico y topográfico, considerándose la intercalación de las mismas (todas las figuras), en el enfocamiento extenso de las vistas o giros a distancia de las esculturas (como que se resguardaran las figuras talladas entre ellas); que en unión con los primeros y anteriores hallazgos, conforman las piezas de una cadena y rompecabezas intercontinental de esculturas gigantes. ESCULTURAS MADRES (SUMA O UNIÓN DE SUB.-ESCULTURAS): Las dos esculturas indicadas en especial y particular de Rumalda y Carachula, encierran extrañamente cada una en la interpretación  cultural-mitológica-artística, el razonamiento curioso en cada obra, de una peculiar integración o amalgama en conjunto o suma de una serie de sub.-figuras o rostros tallados superpuestos-integrados, entrelazados como esculpidos zoomorfos y antropomorfos, que toman parte en acopio de una sola unidad y escultura general-madre, a manera de jeroglíficos gigantes, y que provocan diferentes interpretaciones de los rostros tallados y sub.-esculturas, que aparecen desde las diferentes perspectivas, ángulos y planos en una rotación exterior y total de 360 grados en cada obra maestra.

ESCULTURAS GIGANTES CON APARIENCIAS Y COINCIDENCIAS EXTRAÑAS QUE DESCONCIERTTAN.

En forma y manera insólita y enigmática, existen esculturas que representan -extrañas apariencias y coincidencias-; difíciles de explicar, pudiendo resultar polémico su análisis (presentándose el mismo en el carácter de la similitud y su reiteración), y que desconciertan por su naturaleza. PARECIDO O COINCIDENCIA EXTRAÑA CON LA ESFINGE DE EGIPTO: En el plano o perspectiva lateral izquierda, se encuentra en forma coincidencial e incomprensiblemente, la apariencia o parecido de la escultura madre de Rumalda con -la esfinge acostada de Egipto-, en la que también se la aprecia virtualmente acostada, aparece su cabeza con el rostro casi cuadrado y su cola atrás. JEROGLÍFICOS PEQUEÑOS GRAVADOS EN PIEDRA: En un plano anterior a la escultura de Rumalda, adelante de la forma señalada de esfinge, y aisladamente, aparece en la superficie enteramente vertical de una roca adyacente gravada en la piedra: – jeroglíficos pequeños-, los mismos por interpretarse en los correspondientes y pertinentes estudios que se deberán realizar en lo posterior (existiendo la  coincidencia en las civilizaciones antiguas, como recordatoria que los egipcios utilizaron y manejaron jeroglíficos). Sería importante descifrar y conocer en el análisis, la información dejada hace miles de años, en los pequeños jeroglíficos existentes. OTRAS COINCIDENCIAS DE FORMAS PARECIDAS Y EXTRAÑAS EN ESCULTURAS  DEL LUGAR: Se debe destacar y referir que así mismo coincidencialmente y también en forma extraña, se encuentra el parecido en una de las figuras esculpidas de Carachula con la forma de un elefante, que desconcierta, animal o elemento extrañamente del habita de otro continente (de la misma forma que la esfinge ubicada cerca); y  que si bien esta misma escultura podría también aparentar la figura de un mastodonte, que existió cerca del lugar hace mucho tiempo atrás, como prueban los huesos encontrados contemporáneamente del mastodonte hallados en la parte alta de Baños muy cercano al lugar,  y que reposan en un museo de la ciudad de Cuenca. ELEMENTOS DISTINTOS  Y PRESENCIA DE GLACIACIONES: Raramente acaso, aunque el mastodonte corresponda a otra era o época geológica distinta y muy anterior a los aborígenes lugareños, conjeturando, acaso éstos conocieron o advirtieron la presencia pasada de este espécimen, por alguna razón desconocida o tal vez hipotéticamente suponiendo por  dibujos o formas primitivas que pudieron existir del mismo en el lugar, o por la conservación de algún espécimen en esa época (congelado o en condición derivada en la interpretación, debido y en consecuencia del efecto de las glaciaciones, u otros elementos que permitieron que se conserve), entendiéndose que  la zona y zonas aledañas pertenecen a una formación geológica netamente glacial y fría. Si bien son extrañas todas estas particularidades ampliamente expuestas, las mismas son repetitivas y reiterantes en una zona reducida.

EXTRAÑAS COINCIDENCIAS CONCENTRADAS EN EL AUSTRO.

O bien en el mastodonte o en el elefante de otro continente, y en otras figuras encontradas en Carachula o en Rumalda (emplazadas en una misma zona), o en el dibujo en la interpretación misma de la angustia y desesperación, y en otros diversos enigmas; es acaso que se repiten las extrañas coincidencias y formas tanto en las esculturas de Rumalda como Carachula, con las de Huasipamba y demás esculturas en conjunto y en correlación global-singular entre sí, -realizadas y labradas las mismas ineludiblemente con la mano del hombre, en una época muy anterior y distante-; y como se indica, -emplazadas y concentradas entre sí en un espacio reducido, en una zona determinada y específica y en un área muy estrecha del Austro-: O es que estamos viviendo y presenciando uno de los descubrimientos más insólitos de la arqueología continental, o una verdadera revelación de la misma de los últimos tiempos, que podría cambiar la historia.

INVESTIGACIÓN: ING. TEODORO RODRÍGUEZ MUÑOZ.
(DERECHOS RESERVADOS DEL AUTOR)

Anuncios