CHOBSHI: 10.000 años de historia

Por: Ing. Patricio Miller – Diplomado Gerencia de Marketing – Especialización Superior en Historia

Cueva negra de Chobshi

Uno de los vestigios más importantes de la arqueología Cañari ubicado en el cantón Sígsig, a unos cuantos kilómetros del centro cantonal, siguiendo la vía hacia Gualaquiza, por un desvío señalizado que nos conduce a la comunidad de Chobshi. Allí encontramos un Complejo conocido como el fortín o la fortaleza del Cacique Duma, el primer defensor de estas tierras y pionero de la nacionalidad Cañari. Nos referimos al Castillo y junto a él la Cueva Negra de Chobshi.

VESTIGIOS ARQUEOLOGICOS CAÑARIS DE CHOBSHI

Su acceso es por una vía de tercer orden que lo conduce en primer lugar al Museo, administrado por la comunidad de Chob-shi, en donde encontramos algunas piezas de arqueología que han sido halladas en ese lugar. Después de observar estas reliquias del pasado, se continúa hasta llegar a la entrada del complejo arqueológico y a la Cueva Negra de Chobshi.

Se ubican estos vestigios en una meseta muy bien delimitada por un lado el río Santa Bárbara y por el otro la quebrada denominada Puenteseco. Muchos autores creen que se trató de un complejo defensivo, por lo que se lo ha llamado “Ingapirca o Fortaleza de Chobshi”.

Al costado izquierdo de la via, encontramos el acceso peatonal hacia la Cueva Negra, lugar famoso de características prehistóricas, pues se cree que fue el hogar de los primeros habitantes de estas tierras. Según expertos sus vestigios encontrados datan de hace más de 15.000 años.

VESTIGIOS ARQUOLOGICOS DE CHOBSHI

Seguimos nuestra visita hasta pasar junto a la quebrada Puenteseco y nuestros ojos se fijan en la majestuosidad de aquellas ruinas arqueológicas de procedencia Cañari. El Castillo de Chobshi fue investigado en primera instancia por el famoso historiador sigseño Guillermo Segarra Iñiguez y un grupo de investigadores nacionales y extranjeros en el año de 1963.

“La tradición conserva el dato de que 40 mil cañaris lo levantaron en una sola noche…”, ante el peligro de un ataque inminente de Atahualpa, pero que, “…el Inka Shiri no quiso o no se atrevió hacerle armas al ejército bermejo del Cacique Duma, que destrozó al poderoso e invencible ejército de su abuelo (Túpac Yupanqui), como lo cuenta el intocado “Castillo de Chob-shi….” escribe Guillermo Segarra Iñiguez 1.

Expertos piensan que este complejo arqueológico no fue un lugar defensivo, porque estos generalmente estaban ubicados en lugares más agrestes y de difícil acceso. Por lo que indican que posiblemente se trataba de un lugar ritual de encuentros y de socialización, que por lo general se realizaban en estructuras abiertas de las características  del Castillo de Chobshi.

Su estratégica ubicación ofrece bellas panorámicas del valle y de la cuenca del río Santa Bárbara. Este complejo es uno de los pocos testimonios arqueológicos cañaris en pie, de esta magnitud.

Consta de una estructura central de orientación este – oeste, compuesta de dos secciones amplias, una mucho más grande que la otra. Adherida a la menor encontramos una nueva estructura “…a manera de recámara…” como define Segarra Iñiguez, que a su vez, parece continuarse con un sendero bien delimitado que se pierde hacia el sur-este entre los matorrales, dirección a Shabalula2. LLaman la atención algunas piedras que están alrededor de la estructura central, todavía no se identifica su utilidad, una de estas  es denominada mapa, porque en ella se distingue algunos hitos de la zona. Otra posee unas cavidades que podrían haber servido para detener algún prisionero porque caben las manos y ajustan en forma de grilletes o su utilización pudo servir para sacrificios humanos.

Visitar este complejo es encontrarse con vestigios del Pueblo Cañari, raza grandiosa que vivió hace miles de años en los territorios del Austro Ecuatoriano.

About these ads